Pasar al contenido principal

Diseñan viviendas antisísmicas con material reciclado

Expertos del Instituto Tecnológico de Monterrey campus Monterrey (ITESM) desarrollaron una tecnología que reduce los efectos de las vibraciones sísmicas en los hogares. De esta forma, es posible reducir en un 50 por ciento o más los efectos de temblores sobre casas-habitación, respecto a las construcciones convencionales.

El sistema que proponen los investigadores del Tecnológico de Monterrey reduce la fricción entre la infraestructura de la vivienda y el suelo; esto provoca que durante un movimiento telúrico la casa “se desacople de la tierra”, y así, sean minimizados los efectos de un sismo. De tal forma que la estructura deja de depender de su cohesión a la tierra (que finalmente es la que se encuentra en movimiento).

El doctor Francisco Santiago Yeomans Reyna, profesor-investigador del Tecnológico de Monterrey y titular del proyecto explicó el desarrollo: “Se trata de una vivienda construida sobre una losa de cimentación que también se comporta como el firme o piso de la vivienda, apoyada sobre una plataforma de suelo compactado.  Para reducir la fricción utilizamos una cama de grava y arena en cierta proporción, y esferas de concreto, lo que provoca la reducción de la fricción”.

El doctor Yeomans Reyna mencionó que este arreglo en la interface entre la construcción y el suelo provoca un efecto similar al deslizamiento por ruedas. Sin embargo, agregó que al existir cierto desplazamiento de la infraestructura es necesaria una fuerza contraria que evite que la casa cambie de posición inconvenientemente.

Por este motivo, el experto del Tecnológico de Monterrey implementó un sistema de mitigación que contrarresta el desplazamiento de la casa. Este consiste en una serie de bandas elásticas colocadas en el contorno de la vivienda, mismas que al estar unidas al suelo mantienen la posición de la casa pero no interfieren en la reducción de la fricción entre el suelo y el inmueble.

Cabe destacar que estas bandas elásticas redundan en un sistema de seguridad ecológicamente sustentable, puesto que son llantas de desecho. Este factor produce una disminución de materiales contaminantes, pero además, determinan que el sistema anti-sísmico tenga un costo accesible.

El investigador aseguró que ya se han elaborado las primeras pruebas en laboratorio, donde fue producida una réplica de casa-habitación a escala, misma a la que se le implementó este sistema. Posteriormente la construcción se probó en una mesa vibratoria que simula las ondas sísmicas.

El doctor Francisco Yeomans puntualizó que este desarrollo se encuentra actualmente en proceso de patentado, y estará dirigido a vivienda nueva de bajo costo. Sin embargo, este factor no impide que la tecnología pueda ser utilizada posteriormente en edificaciones de mayor tamaño, bajo los respectivos estudios previos.nike free run 5.0 nz

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO