Jueza dicta sentencia… a su excompañero de la escuela

Foto: 
youtube
 
César Palacios

Recientemente ocurrió un emotivo reencuentro en un tribunal de Miami protagonizado por la jueza  Mindy Glazer y Arthur Booth, acusado de robo.
 
Booth, de 49 años, fue arrestado por conducir un auto con reporte de robo. Al verse sorprendido por la policía intentó huir; sin embargo, no tuvo éxito. El hombre fue acusado por robo de auto, robo a mano armada, conducción temeraria y por abandonar la escena de un crimen, informó CNNMéxico.
 
Al revisar los documentos de Booth, la jueza de la corte lo reconoció y le preguntó que si había asistido a la escuela de Nautilus, lo que provocó que se le vinieran los recuerdos de su infancia inmediatamente.
 
"Señor Booth, le tengo una pregunta: ¿asistió a la escuela Nautilus?", preguntó Glazer.
 
Lleno de vergüenza, Booth comenzó a gritar desesperado, estalló en llanto y dijo en repetidas veces  "¡Oh, Dios mío!". Muchos años después, él estaba frente a una amiga de la infancia, ahora encargada de dictar su sentencia.
 
La jueza continuó diciendo que Booth era el mejor chico de la escuela, que todos querían estar con él, incluso comentó que llegaron a tener una cita.
 
"Lamento verte aquí, siempre me pregunté qué había pasado contigo. Eras el chico más amable en la escuela. Espero que puedas cambiar tu vida. Buena suerte", dijo la jueza
 
Después del penoso reencuentro, la jueza mantuvo su postura y le dictó una fianza de 43,000 dólares para poder seguir su proceso en libertad. La condena quedó pendiente, pues el proceso seguirá en marcha.
 
Cabe señalar que el caso de Booth fue dado a otro juez para evitar malos entendidos o algunas dudas en la veracidad del proceso.