Pasar al contenido principal
Indice Político

¡Aguas, Sonora! Les cayó Berumen

Francisco Rodríguez

Los sonorenses de todos colores, pruritos y umbrales de resiliencia, se despertaron hace unos días con un amargo sabor de boca. Todas las luchas que han librado últimamente contra las adversidades políticas y cívicas parece que se estrellaron contra un muro de repulsa, incomprensión y desprecio.

 

Los estropicios del ex gobernador Eduardo Robinson Bours y sus favoritos guardaespaldas en la muerte de 49 niños por el incendio de la guardería ABC, en complicidad con las emperifolladas panistas parientas de la "primera dama del rebozo" Margarita Zavala de Calderón, cubiertos con la absoluta impunidad en favor de los inmunes...

 

... los fraudes, peculados y daños irreparables al patrimonio público, perpetrados por el infame gobernador Guillermo Padrés, que por lo visto y comprobado pasaron a la historia del olvido, gracias al perdón implícito de los toluqueños agradecidos con la firma del abominable "Pacto por México", que no ha servido para maldita la cosa...

 

... las luchas que libra una buena parte de la sociedad organizada por el bochornoso caso de trata y esclavitud de niños‎, prohijada desde las tinieblas del poder panista del Estado de Sonora, parece que han pasado a las cuentas que se escriben sobre una barra de hielo.

 

La nueva afrenta que sorprende a los azorados sonorenses, tiene que ver con una designación gubernamental de la nueva titular del Ejecutivo estatal --que basó su campaña triunfadora precisamente en la batalla que encabezaría en contra de las corruptelas de sus antecesores-- en favor del jefe de los bandidos.

 

Sucede que Claudia Pavlovich tuvo el morro de nombrar como nuevo‎ Comisionado del Fomento al Turismo --y operador de las cuantiosas inversiones que se proyectan para ese sector en la costa sonorense, la más extensa del país-- al impresentable " Maestro" Jesús Antonio Berumen Preciado, con un largo historial delictivo a cuestas.

 

Y una escuela de rateros tan larga y podrida como la estela de luz.

 

Puso en riesgo la salud de millones

 

De nada han servido las reclamaciones a tal desatino. Han sido infructuosas las exhibiciones públicas de los documentos certificados por todas las instancias gubernamentales de auditoría y transparencia administrativa, en los cuales constan sus agravios al erario en las diversas dependencias federales donde alguna vez ha sentado sus reales este voraz personaje.

 

Quedaron en puro cuento las trapacerías que hasta hace unas cuantas quincenas cometió en el desabasto y las compras fraudulentas que realizó como Director de Administración del Instituto Mexicano del Seguro Social, muchas de las cuales se reflejaron en desatención, negligencia administrativa, lesiones y crímenes contra la población derechohabiente.

 

Por eso lo corrió, vergonzosamente, José Antonio González Anaya.

 

Fue público y notorio que al anunciar su “despido” del encargo sanitario, todos esperaban que el fruncionario fuera a ser sometido a juicio penal por la adquisición de compras consolidadas en tiras reactivas para la detección de glucosa, triglicéridos y colesterol, entre muchas conocidas barbaridades. Pero no. Todavía no. Es, como muchos otros –desde mero arriba--, beneficiario de esa “política” que vuelve inocentes a los pillos.

 

La reciente "licitación internacional" 019GYR047- T20-2015 fue manipulada por el "Maestro" Berumen, con el objetivo insidioso de que ninguna autoridad pudiera comprobar su apego al Cuadro ‎Básico de medicamentos, lo que abrió la puerta al inminente riesgo sanitario, uno de los muchos que provocó con su desatada ambición.

 

‎De la misma manera que es del dominio público el que haya otorgado adjudicaciones a empresas fantasmas y "patito" que no contaban con el registro sanitario vigente de la Cofepris, sólo para hacer a un lado a empresas prestigiadas que no alcanzaban los montos de sus pretensas comisiones.

 

Es sabido que sin Registro sanitario vigente, ninguna empresa farmacológica puede participar ni en licitaciones, menos en adjudicaciones directas. Lo contrario equivale jurídicamente a traficar, comercializar o distribuir sustancias tóxicas, con drogas ilegales. En éste, como en todos los renglones de los "magos" de las compras, lo que no suena a lógico, suena a metálico.

 

Cavernícola ¿o Capo de la “Mafia Blanca”?

 

Las órdenes que giraba Berumen Preciado a Enrique Espinoza Mendívil, Coordinador de conservación y servicios generales y a Juan Rogelio Gutiérrez Castillo, Coordinador de adquisiciones de bienes y contrataciones de servicios, eran ejecutadas de común acuerdo para adquirir medicinas contra la diabetes y la hipertensión arterial, que en realidad estaban elaboradas ¡¡¡para atender el Mal de Parkinson!!!

 

El inefable "Maestro" Berumen ha sido señalado por irregularidades en adquisiciones de medicamentos por un total de 207 mil 133 millones de pesos, que le habrían dejado beneficios por más de dos mil millones de pesos, a él y a sus secuaces, cavernícolas de esta auténtica "mafia blanca", que cayó sobre la población doliente.

 

Para darse una idea del estropicio, debemos tomar en cuenta que las compras anuales normales de material médico del IMSS importan alrededor de 60 ó 70 mil millones

 

El “Doctor Simi” fungió como testaferro

 

El jaloneo, propio de un mercado persa, que se llevó a cabo para adquirir todo tipo de aparatos ortopédicos, adminículos y medicamentos con un sobreprecio del 45% de su valor en el comercio ordinario de la alopatía, derramó un vaso ya de por sí colmado por sus aberrantes excesos "administrativos", que configuran delitos más que graves, porque está en juego la salud de las clases trabajadoras y de sus familias.

 

Denunciado ante la complaciente Secretaría de la Función Pública con pelos y señales, documento, avalado por sus temerosos subordinados que vieron el peligro de chirona en puerta, en el que se comprueba la burla a los plazos, calidades, condiciones de entrega y concursos amañados para proteger a sus valedore$, han sido postergados, gracias a las influencias de un poder que seguro es más que divino.

 

Un periodista serio de prestigiadas columnas financieras, Darío Celis, relató con lujo de detalles la ‎forma en la que la empresa Savi, propiedad del Dr. Simi, fue utilizada, como testaferro, para obtener la adjudicación milmillonaria en favor del medicamento para el Mal de Parkinson, que se habilitó para tratamientos de cáncer de mama y de ovario.

 

Relata Darío Celis que "esto encuentra explicación en la habitual utilización del avión de Javier Salazar- propietario de los laboratorios Savi- por parte de los citados funcionarios del IMSS"... la propia Cofepris inició una averiguaciones inmediato ante la PGR denunciando tales voracidades inhumanas, desde luego, un año después de perpetrados los ilícitos!

 

En esta línea de conducta se inscribe también el programa de contratos de mantenimiento para el 2015, la compra de equipo médico, las obras de construcción, así como material de curación y vacunas para los niños mexicanos, que han dejado una auténtica estela de muerte y desesperación.

 

Lo inaudito es que las "licitaciones" se cobijan bajo Tratados de Libre Comercio, es decir, argumentando que sólo pueden participar empresas mexicanas o de países en concierto mercantil con el nuestro... de esta manera la Cofepris extiende registros al vapor amparando calidades que no corresponden con los medicamentos adquiridos por el IMSS.

 

El suministro de registros e informaciones falsas que atentan contra la salud y la integridad del pueblo, son moneda de cuño corriente entre los fariseos de las instituciones sanitarias.

 

Desde Sagarpa, apoyó a la Vázquez Mota

 

‎Investigaciones serias y sólidas por parte de los analistas de la Auditoría Superior de la Federación han descubierto, ¡¡hasta ahora!!, los tiquismiquis que Berumen llevó a cabo como Oficial Mayor de la Sagarpa, para beneficiar a las empresas Melder, utilizadas para desviar fondos a la infame campaña de Josefina Vázquez Mota, abanderada del PAN en 2012.

 

Obviamente, usted atinó: las empresas Melder estaban en connivencia con el dueño del Grupo Mayorga, el inútil secretario de Agricultura, Alimentación, Pesca y Agricultura del borrachín Felipe de Jesús Calderón, de nombre ¡Francisco Mayorga!

 

Simultáneamente, el protector de Berumen Preciado era el actual titular de la cruzada contra el hambre, el fatuo José Antonio Meade, entonces titular de esa cueva de Alí Babá en que se convirtió la ingrata Financiera Rural, causa de la miseria de muchísimos productores agropecuarios.

 

¿Todavía habrá alguien que dude que el dinero no tiene color?

 

¿Lo sabrá Claudia Pavlovich? ¿O se echó la araña a las espaldas, sabiendo a qué $on baila el nefasto Jesús Antonio Berumen Preciado?

 

¿En qué país vivimos, ¡por Dios!?

Predator 18 x Pogba FG

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO