Pasar al contenido principal

Investigador pide tomar con reserva detección de agua en Marte

La detección de agua en estado líquido en Marte por parte de la NASA debe tomarse con reserva, pues las temperaturas en ese planeta son muy bajas, aseguró el investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Héctor Durand Manterola.

 

El científico explicó que hay unas marcas oscuras que se forman en las laderas que se interpretan como flujo de agua y que no son algo nuevo, pues desde hace 10 años o más se descubrieron en las laderas de cráteres y montañas.

 

Añadió que lo nuevo es que se detectó en la parte baja de esas manchas la presencia de sales hidratadas, las cuales requieren la presencia de agua para su formación.

 

Aparentemente el que sean hidratadas indica que puede ser que agua líquida está fluyendo”, apuntó en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

De acuerdo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés), la información que obtuvieron se logró con el uso de un espectrómetro de imágenes de MRO.

 

Los investigadores detectaron firmas de minerales hidratados (sales hidratadas) en las laderas donde rayas misteriosas conocidas como surcos son vistos en el planeta rojo, las cuales parecen ir y venir con el tiempo.

 

La NASA indicó que estas y rayas se oscurecen parecen fluir de laderas empinadas durante las estaciones cálidas, y luego se desvanecen en las estaciones más frías.

 

Agregó que estos minerales aparecen en varios lugares en Marte cuando las temperaturas están por encima de menos 23 grados centígrados y desaparecen en épocas más frías.

 

Durand Manterola detalló que esas manchas o esa evidencia de que algo fluye obedecen de cierta forma a otra situación.

 

“Lo he explicado de manera diferente y otros colegas también lo han hecho, y lo que hemos dicho es que suponemos que son flujos secos de arena y partículas de hielo de agua que fluyen debido a la sublimación del dióxido de carbono (CO2)”, comentó.

 

“Este es un modelo que no ha sido tomado por toda la comunidad científica, pero hay personas que afirman que pueden ser flujos por sublimación de dióxido de carbono y no precisamente agua líquida”, añadió.

 

El investigador mencionó que en la superficie marciana hay arena donde también se condensa el CO2 de la misma atmósfera en forma de nieve, entonces se hace una mezcla de arena de silicatos, pequeños granitos de CO2 y granos de hielo de agua, y en el momento en que se incrementa la temperatura a los granitos de hielo de agua no les ocurre nada, pero los de CO2 sí: pasan a estado gaseoso.

Off White X Max 97

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO