Pasar al contenido principal

Por su vocación social, la BUAP impulsa el extensionismo universitario

Transferir conocimientos que incentiven la producción de alimentos para garantizar la seguridad alimentaria de un país, es la mejor inversión que pueden hacer las instituciones de educación superior, afirmó René Valdiviezo Sandoval, titular de la Secretaría General de la BUAP, al inaugurar la Jornada de Extensionismo Universitario.

 

Ante estudiantes, empresarios y funcionarios públicos, reunidos en el Centro de Seminarios del Complejo Cultural Universitario (CCU), subrayó que la seguridad alimentaria es uno de los temas más importantes de la agenda nacional, ya que si existe una falla en este rubro el país entraría en un riesgo de dimensiones catastróficas que afectaría a gran parte de la población.

 

 “En la BUAP somos totalmente partidarios de este tipo de acciones enfocadas al extensionismo, y cada esfuerzo que un estudiante y un profesor invierten en programas relacionados con la producción agrícola, tiene un efecto multiplicador y un resultado muy importante en lo que se refiere a la responsabilidad social de las universidades”, argumentó.

 

Valdiviezo Sandoval resaltó la importancia de generar espacios de vinculación, para que más instituciones compartan proyectos estratégicos de beneficio común, así también en beneficio de la agricultura en México.

 

Por su parte, Pedro Hugo Hernández Tejada, titular de la Dirección de Innovación y Transferencia de Conocimiento (DITCo), dio a conocer que a través del Centro de Innovación y Competitividad Empresarial  (CICE),  la BUAP participa en dos programas de extensionismo de gran importancia: la Red de Extensión e Innovación Nacional Universitaria (REINU) y Enactus México, cuyo objetivo común es buscar la mejora de las comunidades del país.

 

Destacó la participación de 63 estudiantes de diferentes licenciaturas de la BUAP en estos programas: “Lo más importante es lo que los jóvenes hacen, porque ellos brindan muchas horas de su tiempo para aplicar sus conocimientos, junto con sus compañeros de distintas disciplinas, para impulsar el desarrollo de México”.  

 

A su vez, Miguel Alcántara Silva, subdelegado de Planeación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), reconoció en la BUAP una institución partícipe del cambio a favor del campo. Aseguró que gracias a la suma de esfuerzos de las universidades se ha dado un paso importante en el desarrollo y bienestar de los productores, sus familias, comunidades, pueblos y municipios.

 

Actualmente, en el programa REINU participan 32 alumnos en la creación y ejecución de planes de trabajo, en beneficio de tres comunidades del estado de Puebla. Dichos proyectos abarcan los municipios de Zacatlán, Palmar del Bravo y Atzizihuacán, donde se impulsan empresas sustentables, a partir de productos propios de cada región: café, maguey y chía, respectivamente.

 

En Enactus31 jóvenes trabajan en la puesta en marcha de tres proyectos productivos sustentables y de extensionismo, en tres localidades: Atzitzihuacán, en la Mixteca, donde se enfocan en estrategias para la mejora alimenticia; la colonia El Salvador, en la ciudad de Puebla, donde se impulsa un programa de ciudadanía ecológica cooperativista; y Cuacnopalan, en Palmar del Bravo, para impulsar la comercialización de una receta tradicional de salsa local.

 

En la Jornada de Extensionismo Universitario, organizada por la DITCo, a través del CICE, se contó con la presencia de 40 expositores, quienes mostraron sus productos, elaborados a partir de recursos naturales. Además, se impartieron conferencias y talleres sobre emprendimiento.  

Zoom With Nike

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO