Dan último adiós a policía acribillado por huachicoleros

 
Arturo Torres

El policía federal que fue abatido el pasado martes en la carretera Tehuacán-Tlacotepec es velado en una funeraria de la ciudad de Puebla, acompañado de un dispositivo de seguridad.

 

Fuentes ministeriales confirmaron que el elemento es originario del municipio de Puebla y es de familia de policías.

 

Asimismo, el Consejo Nacional de Seguridad Pública confirmó que hay una persona detenida, que estaría implicado en el homicidio del elemento José Saúl A.

 

Compañeros del uniformado dijeron que era un hombre muy íntegro, porque nunca había recibido sobornos, como aparentemente trataron de hacerlo cuando detuvo a los dos huachicoleros.

 

Los familiares lamentaron que los refuerzos de la Policía Federal tardaran mucho en llegar al tramo carretero donde ocurrió el ataque de 20 hombres armados en contra del elemento.

 

Para recordar, el elemento fue acribillado ayer en la carretera 150, luego de que en solitario pidió a los dos tripulantes de un camión que se orillaran para hacerles una revisión de rutina.

 

Al verificar el origen de la unidad, detectó que tenía reporte de robo. Y al revisar la parte trasera del camión, vio que habían varios bidones con gasolina robada, la cual recientemente la acababan de extraer de un ducto de Pemex.

 

En este ataque, un huachicolero resultó lesionado y fue llevado a un consultorio de una farmacia en Tlacotepec, donde fue capturado. Ahora se espera que dé detalles sobre sus cómplices.