Imagen Económica

Internet aún no es para todos

Carlos Alberto Jiménez Bandala*

El 14 de marzo se publicó la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUITH) que realiza el INEGI, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Los resultados indican que sigue creciendo el número de personas que se conectan a internet, pero a un ritmo más lento, de 2015 a 2016 aumentó 2.1 %.

 

Lo anterior significa que ya somos 65.5 millones de mexicanos los usuarios de internet, esto representa el 59.5 % del total de la población, por lo que todavía 4 de cada 10 mexicanos no tienen acceso a la red.

 

En términos comparativos, mostramos un rezago frente a la media de usuarios del continente que es del 66 %, aun en la región, países como Panamá y Costa Rica superan nuestra proporción de usuarios, tal y como lo indicamos en la gráfica número 1.

 

La gráfica también muestra la diferencia que tenemos con nuestros socios comerciales de América del Norte, en Canadá y Estados Unidos el 94 y 90 % de la población respectivamente usa internet. Con respecto a Sudamérica nos situamos por debajo de países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Venezuela.

 

 

        Elaboración propia con datos de Banco Mundial e INEGI

 

El internet es usado principalmente por jóvenes, 8 de cada 10 mexicanos entre 18 y 34 años se conectó en 2016; de la población entre 35 y 59 años sólo se conectó el 50 % y los mayores de 60 años que usan internet apenas son el 17 %.

 

Más del 80 % de los internautas mexicanos usaban la red como medio de comunicación, obtener información y entretenimiento lo que los convirtió en los mayores tipos de uso; sólo el 50 % usa el internet como apoyo educativo. Si hablamos de actividades comerciales es el menor tipo de uso, representa sólo al 16 % de los usuarios, mientras que aquellos que se conectaron para realizar operaciones bancarias sólo fueron el 10 %.

 

Los datos publicados muestran que durante 2016 hubo un efecto sustitución que desplazó el uso de la computadora por el del celular inteligente; es decir la gente prefiere en mayor medida conectarse a internet desde un teléfono celular (+10 %) y cada vez menos desde una computadora (-4 %).

 

La encuesta también reveló una ampliación de la brecha digital en el país; el promedio nacional de hogares con internet es de 47 %, pero en estados como Baja California el número de hogares conectados llega al 75 %; en contraste, en Chiapas sólo el 13 %.

 

El estado de Puebla muestra también severos rezagos, sólo 3 de cada 10 hogares tienen internet, es el cuarto estado con menor proporción de usuarios, incluso por debajo de estados de mayor marginación como Guerrero, estas cifras son similares al porcentaje de conectividad de países como Cuba, Nigeria o el promedio general del continente africano.

 

Los estados con menor proporción de hogares conectados son Tlaxcala, Oaxaca y Chiapas, que tiene cifras por debajo de países como Sudáfrica, Zimbabue y Argelia. Es decir, la realidad de estos estados es más cercana a la que viven las naciones más pobres del mundo.

 

El acceso limitado que tenemos a las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC´s) nos va dejando a la zaga en muchos sentidos, a nuestra condición de pobreza económica habría que agregar ahora la de pobreza digital. Se requiere trabajar en una agenda de política pública que tenga por objetivo disminuir las brechas digitales y nos acerque verdaderamente a la Sociedad del Conocimiento, sin embargo las señales que envía el gobierno federal es que para la actual administración no es prioritario el desarrollo científico y tecnológico, por lo que desde este espacio nos unimos a las voces de una gran parte de la comunidad científica nacional para solicitar al ejecutivo federal reconsidere el recorte presupuestal que está aplicando a este rubro.

 

 

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores

 

Twitter: @BandalaCarlos