Advierte Gali que habrá mano dura contra empresas que contaminen el Atoyac

Foto: 
Enfoque
 
David Portillo

Como una medida urgente para el saneamiento del río Atoyac, el gobierno del estado pondrá un alto a fábricas, empresas, universidades, colegios, hospitales, centrales de abasto y mercados que contaminen el afluente sin tener una planta de tratamiento.

 

Entre los 22 municipios por los que cruza el afluente, hay más de 8,000 empresas que están contaminando. Por ello, el gobierno estatal exigirá a los ayuntamientos involucrados que al momento de entregar el uso de suelo o renovación de licencias, sin importar el giro, deben revisar quiénes están contaminando los drenajes para no otorgar los permisos o que los obliguen a instalar plantas tratadoras.

 

El gobernador José Antonio Gali Fayad señaló que tras reunirse con el presidente de la República, Enrique Peña Nieto acordaron trabajar en este tema; por tanto, se reunirán los tres órdenes de gobierno para analizar el tema presupuestal y las sanciones a empresas que atenten contra el medioambiente.

 

"Si nos damos cuenta cuánta impunidad y corrupción hay en tantos años, hoy hablamos de más de 8,000 empresas, desde Tlaxcala hasta Valsequillo, tenemos un gran tarea qué hacer para nuestra sociedad poblana. Algo importante es que los responsables de los drenajes son los presidentes municipales, y hay una responsabilidad que puede ser desde una sanción administrativa hasta una sanción económica o penal para los responsables".

 

Tony Gali reveló que ya tuvo una primera plática con el Banco Mundial para la obtención de recursos, ya que el Estado no cuenta con los fondos suficientes para tratar este tema. Detalló que buscarán finanzas a fondo perdido del Banco Mundial o de algunas otras instituciones para empezar a trabajar en el saneamiento, que fue uno de sus compromisos en campaña.

 

"Estaremos tomando medidas más serias contra empresas que contaminan y lo digo categóricamente. ¿Cuándo recibimos recursos? Cuando hay un plan para salvar el río, cuando hay acciones concretas como estas: la zona de vigilancia, la cancelación de algunas empresas que tienen las descargas hacia el río. Todo eso lo va checar la Secretaría de Sustentabilidad".

 

La organización Dale la Cara al Atoyac reveló que de las 23 plantas tratadoras que hay en Puebla, 11 no funcionan y 12 están en operación, de las cuales solo 8 cumplen con la norma de Semarnat. Además, las empresas situadas en la capital poblana descargan 70 % de aguas residuales al Atoyac.

 

Por tanto, propusieron la creación de un fideicomiso integrado por los municipios involucrados, para que en éste se depositen los recursos provenientes de la recaudación por saneamiento, y esa bolsa se utilice para acciones de limpieza.

 

Solo entre los municipios de Cuautlancingo, San Andrés Cholula y San Pedro Cholula se recauda al año más de 15 millones de pesos por saneamiento sin que tengan alguna planta de tratamiento de aguas residuales, pero hay más de 50,000 tomas registradas que van directamente al Atoyac.