Denuncian “cuatismo” y excesos de Martínez Amador en COBAEP

Foto: 
Enfoque
 
Tonatiuh Muñoz Aguilar

Trabajadores y directivos del Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla denunciaron la prepotencia y lujos de los que hace alarde el actual director Carlos Martínez Amador, quien fue beneficiado con ese cargo recientemente a pesar de no contar con ninguna experiencia en el ámbito educativo.

 

A través de entrevistas y siempre y cuando se les concediera el beneficio del anonimato, los empleados aseguraron a este portal de noticias que la actitud del recién nombrado dirigente es sobrada por no decir altanera, además de que ha colocado a sus incondicionales en puestos clave, en detrimento de quienes ya contaban con varios años de servicio.

 

Tal es el caso de Ángel Villa Islas, extesorero en el Ayuntamiento de Huauchinango cuando el hermano de Martínez Amador, Omar Martínez, era presidente municipal en aquella demarcación del norte del estado. Hoy Ángel Villa Islas es subdirector de Recursos Financieros del COBAEP, un puesto clave debido al manejo de las finanzas.

 

También ingresó al sistema Marcelino Sánchez Rivera, quien es conocido entre los huauchinanguenses como "El Rey del Asfalto" y que se desempeñó como secretario general del Ayuntamiento cuando Martínez Amador era alcalde. Sánchez Rivera ocupa ahora la Dirección Administrativa del COBAEP, una cartera igualmente de especial importancia para el manejo administrativo y logístico del organismo.

 

Narciso Juárez Melo, exdirector de Obras en el trienio de Carlos Martínez, es ahora jefe del Departamento de Planeación y Evaluación del Colegio de Bachilleres, mientras que Luis René Acoltzin Muñoz, secretario del PAN en el municipio de Huauchinango y ex director del Departamento Jurídico en el gabinete de Martínez, es ahora subdirector de Planeación Académica del sistema.

 

Pero este “cuatismo” de Martínez es solo una de las rayas del tigre. Al nuevo dirigente de Colegio de Bachilleres se le acusa de mostrar una actitud prepotente —similar a la que siempre tuvo como legislador— y de hacer alarde de lujos como el teléfono iPhone 7 que recientemente estrenó, valorado en más de 15,000 pesos y cuyo plan de servicios es cargado por supuesto a la cuenta del organismo.

 

"La verdad es que no sabe nada y la gente que trajo pues tampoco saben nada de Educación y de estos temas. A nosotros nos queda claro que fue un nombramiento político, pero el problema es que el COBAEP como organismo es el que va a salir perdiendo", refirió una de las fuentes consultadas, quien se desempeña como directivo en el colegio.

 

Recientemente se dio a conocer el caso de la directora del plantel 1 del sistema, Olivia Toxqui, quien presuntamente cobra a los alumnos para aprobarlos en sus actividades paraescolares, así como también se denunció el caso de un docente que extorsionaba a las alumnas para pedirles favores sexuales. En ambas situaciones, Martínez Amador ha guardado ominoso silencio.