México, entre los países con mayor escasez de agua

Foto: 
Enfoque
 
David Portillo

Ser uno de los países con mayor crecimiento poblacional en el mundo es una de las causas por las que México enfrenta un grave problema de escasez de agua.

 

Pasar de 25 millones de habitantes en 1950 a más de 119 millones en 2015 (último censo del Inegi) ha ocasionado que más de 10 millones de mexicanos no tengan acceso al vital líquido.

 

Debido a este crecimiento, la disponibilidad de agua ha disminuido de manera considerable: en 1910 era de 31,000 metros cúbicos por habitante; en 1950 disminuyó hasta más de 18,000; en 1970 se ubicó por debajo de los 10,000 y para 2005 era de 4,573; en 2010 cayó a 4,230 y hasta 2013 pasó a 3,982 metros cúbicos al año por mexicano, cifra calificada como baja por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

 

En el marco del Día Mundial del Agua, que se celebra el 22 de marzo, los datos revelan que el mexicano gasta en promedio 360 litros del vital líquido por día, cuando en 2010 era de 250. Según el Inegi, esta situación ocasionará que muchas ciudades tengan problemas en la recarga de acuíferos.

 

De tal manera que para 2030, las cinco regiones que tendrán menor disponibilidad de agua según una proyección del Sistema Nacional Ambiental son la región del Valle de México (que involucra a Puebla), río Bravo, península de Baja California, Lerma-Santiago-Pacífico y cuencas centrales del norte. En contra parte, las regiones que tendrán mayor disponibilidad de agua son la región de la frontera sur, Golfo centro, la península de Yucatán, Pacífico sur y Pacífico norte.

 

Pero de continuar con el actual consumo desmedido de agua, la Organización de las Naciones Unidas prevé que para 2030 se desaten conflictos entre diversos sectores económicos e incluso entre regiones del mundo que puede provocar una nueva guerra ante la severa escasez del líquido.

 

Según la ONU, para 2030 faltará 40 % de agua que necesitaría el mundo para subsistir y continuar con las actividades productivas, siendo que casi la mitad de las personas en el planeta trabaja en sectores relacionados con el agua.

 

El sector de agricultura es el que más consumo de agua tendrá y para 2050 tendrá que producir 60 % de los alimentos a nivel mundial y 100 % en los países en vías de desarrollo.

 

Países como China, India, Estados Unidos, Indonesia, Brasil, Pakistán, Bangladesh, Rusia, Japón y México serán los más afectados en el futuro, pues tienen un crecimiento poblacional importante y sus hábitos en el consumo de agua son altos.