Acta Pública

Los medios y sus candidatos

Claudia Rodríguez

En principio, las encuestas de opinión pública para un proceso electoral las ordenaban, sobre todo, los aspirantes a un puesto de elección y el instituto político que los respaldaba con el objetivo de sondear a la vez el terreno que se pisaba y accionar en promesas y estilos, en razón de las necesidades o deseos de los posibles votantes.

 

Hoy en día, los sondeos o encuestas de opinión tienen una relación importante con los medios de comunicación que además de mandarlas a confeccionar, también y por supuesto las publican.

 

Los encuestadores dicen que trabajar para un medio informativo implica restarle la idea negativa que existía de un sesgo favorecedor hacia el político que  mandaba a confeccionar el sondeo, pero hay quienes advertimos que también hay medios que tienen intereses y proclividad hacia uno u otro candidato, por lo que el sesgo no desaparece, y al difundirse los resultados de forma masiva estos influyen y moldean la opinión ciudadana sobre por quién sí votar y por quién definitivamente no, aunque aún no se tengan datos duros de si al final la opinión se traduce en acción de sufragio en uno u otro sentido.

 

De lo anterior se advirtieron indicios ayer mismo, cuando para sólo citar tres medios de comunicación, publicitaron resultados distintos de la preferencia de los electores sobre los tres candidatos punteros en preferencia de los ciudadanos para  gobernador del Estado de México:

 

El Universal señaló que entre los candidatos del PAN, PRI y Morena existe un empate técnico, dándole a la panista Josefina Vázquez Mota el 23.98 % de la preferencia, al priista Alfredo del Mazo el 23.86 % y a la morenista Delfina Gómez el 21.37 %.

 

El Financiero ubica por su parte a Del Mazo en primer lugar con 32 %, a Vázquez Mota y a Gómez, ambas con 26 % de las preferencias.

 

En tanto, SPD Noticias ubica a Delfina de Morena como puntera con 31.2 % de las preferencias, seguida por Alfredo del Mazo del PRI con 24.7 % y en tercer lugar a Josefina del PAN con 18.4 por ciento.

 

Ante tales resultados un tanto distintos, los encuestadores señalan que se debe sobre todo a los electores indecisos que pueden señalar en distintos sondeos una u otra preferencia. ¿Será? ¿O más bien, existen tendencias, devociones e intereses con uno u otro candidato entre quienes mandan a confeccionar los sondeos e incluso las publican?

 

Acta Divina… “Quien abuse de las encuestas de salida en la noche de una elección competida, lejos de robustecer la confianza en torno a las elecciones, abre un flanco de vulnerabilidad”: Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE.

 

Para advertir… Incluso se intenta moldear el resultado, con encuestas demoscópicas post elección.