Armenta cavó su tumba política al rebelarse contra Peña

Foto: 
Enfoque
 
David Portillo

La inminente expulsión de Alejandro Armenta Mier del Partido Revolucionario Institucional la gestó desde aquel día que se rebeló contra su jefe Enrique Peña Nieto, por la iniciativa a los matrimonios igualitarios.

 

De la noche a la mañana, el diputado federal se rebeló a su partido y hoy enfrenta un proceso de expulsión por firmar el Acuerdo de Unidad Nacional presentado por Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional del Movimiento Regeneración Nacional.

 

De acuerdo con el coordinador de la bancada del PRI en San Lázaro, César Camacho, al no retirar su firma del pacto con Morena y reafirmar su adhesión al Revolucionario Institucional, esto es motivo suficiente para expulsarlo al apoyar a otro partido político.

 

A esa firma que definió su futuro fuera del PRI se le suman sus críticas al gobierno federal contra el gasolinazo y a Peña Nieto por su iniciativa a favor de los matrimonios igualitarios, así como a la propia dirigencia estatal de su partido.

 

El divorcio de Armenta con el PRI

 

La separación entre el PRI y Armenta Mier comenzó en junio pasado, cuando el legislador se manifestó en contra de la iniciativa a favor de los matrimonios igualitarios que presentó el presidente Enrique Peña Nieto.

 

Más tarde, el diputado con cabecera en Tepeaca fue criticado por apoyar el llamado gasolinazo, aunque tiempo después dijo "arrepentirse" contra dicha medida.

 

No obstante, desde meses atrás Armenta Mier empezó a crear su propia estructura política en busca de ser el candidato a la gubernatura de Puebla el siguiente año, ya sea por el partido tricolor, de manera independiente o por Morena.

 

En febrero pasado, junto a la expanista Violeta Lagunes, Eduardo Rivera Pérez y otras asociaciones, crearon el Frente Amplio "Puebla Nos Une".