Profesor de la BUAP bloquea a alumnos y obstaculiza su titulación

 
Luis Alberto Cataño

Alumnos de la BUAP denunciaron al profesor Luis Enrique Colmenares Guillén por evitar deliberadamente la liberación de prácticas a los estudiantes desde hace cuatro meses y, con ello, bloquea sus trámites para titulación.

 

Los alumnos de Criminología, que colaboraron con el profesor investigador de tiempo completo del departamento de Ciencias de la Computación de la BUAP, señalaron que desde enero pasado debió firmar la liberación de prácticas de común acuerdo con los estudiantes desde antes del periodo vacacional de fin de año; sin embargo, al regreso del receso, comenzó a dar largas para no dar el aval del término de las prácticas.

 

“Algunos alumnos de Criminología hicimos prácticas con él y al final el profesor nos dijo que ya no había que ir, solo regresar para dar la liberación de las prácticas. Pero solo nos da largas y no firma la liberación, alegando que algo falta en las investigaciones”, señalaron los quejosos que por cierto ya son egresados.

 

En este contexto, el portal de calificaciones al personal docente, donde los alumnos juzgan el trabajo de los profesores a través de una plataforma digital, Colmenares Guillén tiene comentarios desfavorables por parte de los estudiantes que han pasado por sus aulas, pues lo califican de “prepotente”, “pésimo” e incluso acosador de alumnas.

 

De acuerdo con portal misprofesores.com, Luis Enrique Colmenares apenas alcanza el 5.6 de calificación general sobre una escala del 1 al 10, siendo muy poco favorecido en las áreas de “Ayuda” y “Claridad”, amén de los comentarios negativos en su contra.

 

“Mujeres, no tomen con él porque es un whilo (sic)”, en referencia a que acosa a las alumnas, dice alguno de los comentarios; otro alumno agrega: “Es prepotente. Lo que enseña sirve para dos cosas, para nada y para lo mismo”.

 

A pesar de la mala reputación, el profesor se mantiene dentro del programa para prácticas y, además, ha tenido a los alumnos esperando y pidiendo trabajos adicionales pese a que han cumplido con sus horas de prácticas y ya son egresados -y hasta tuvieron su ceremonia de graduación a principios de diciembre-.

 

Incluso, los alumnos afectados relataron que exigió que hicieran una exposición para obtener la ansiada liberación; sin embargo, tras cumplir con ese nuevo capricho de Colmenares, otra vez puso un impedimento bajo el pretexto de que hacían falta asuntos que sacar.

 

“Nos dijo que nos presentáramos a exponer y dijo que ya era para la liberación de prácticas. Quiere que casi casi continuemos con cosas que no nos corresponden. Siempre es lo mismo, ‘que hay algún problema’, se desdice en algunas cosas con eso de firmar la liberación, saca un asunto que falta”, acusaron.