Arkansas ejecuta al primer reo desde 2005

 
Notimex

Washington.- Arkansas ejecutó al preso Ledell Lee, condenado a pena de muerte desde 1995, poco después de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazara las mociones de la defensa para detener la medida.

 

El estado de Arkansas ha llevado a cabo el jueves por la noche su primera ejecución en 12 años, a solo nueve días de que entre la prohibición para usar uno de los fármacos que se utiliza para preparar la inyección letal.

 

La disputa legal en Arkansas para impedir ocho ejecuciones programadas en un plazo de 11 días, antes de que caduque un componente de la inyección letal, continúa después de que el Tribunal Supremo del estado concediera un indulto temporal a un reo que iba a ser ejecutado este jueves y otra corte imposibilitara el uso de uno de los fármacos empleados en la ejecución.

 

Es una incógnita qué sucederá con las otras siete ejecuciones previstas después de que algunas de ellas fueran canceladas en los últimos días. El plan inicial del Estado era ejecutar a ocho reos entre el 17 al 27 de abril.

 

El gobierno del republicano Asa Hutchinson, que busca sacar réditos políticos de la pena capital, alega que los hombres condenados a muerte (autores de delitos entre 1991 y 2000) cometieron crímenes horribles y que su muerte es la mejor manera de lograr justicia para las víctimas

 

Lee, de 51 años, fue declarado muerto a las 23:56 horas locales, doce minutos después de que se le inyectaran los fármacos para su ejecución, según reporte del portal de noticias Arkansas Online.

 

A Lee se le administró la inyección letal a las 23:44 horas locales y se declaró muerto 12 minutos más tarde.

 

El reo afroamericano se negó a hacer una declaración final, señaló el Departamento de Corrección de Arkansas.

 

Lee fue enviado al corredor de la muerte por matar a golpes a su vecina, Debra Reese, en 1993.

 

La víctima fue golpeada 36 veces con una herramienta para neumáticos que su marido le había dado para protegerse.

 

Lee fue detenido menos de una hora después del crimen tras gastarse parte de los 300 dólares que había robado a Reese.

 

Su ejecución fue la primera de Arkansas desde 2005. El estado había planeado ejecutar a ocho presos durante 10 días a partir del 17 de abril, pero cuatro de los hombres han recibido moratoria por varias razones.

 

En la víspera, la jueza del tribunal del circuito del condado de Pulaski, Alice Gray, prohibió el uso de los suministros estatales de bromuro de vecuronio, uno de los tres componentes del fármaco que se utiliza para llevar a cabo las ejecuciones por inyección letal en el estado, bloqueando de este modo todas los ajusticiamientos de forma temporal.

 

La semana pasada, otro juez del condado, Wendell Griffen, había emitido una orden prohibiendo al estado suministrar la inyección que estuviera fabricada con sus suministro de este fármaco, debido a su adquisición presuntamente fraudulenta.

 

Arkansas todavía puede apelar, algo que según adelantó un portavoz de la fiscal general harán, aunque la batalla no se presenta fácil.

 

No obstante, si el Tribunal Supremo de Arkansas anula la decisión de la jueza o el estado obtiene otro suministro de bromuro de vecuronio, se podría seguir adelante con las ejecuciones que no han sido aplazadas expresamente.