Mole poblano, el platillo que representa a México en el mundo

Foto: 
Enfoque
 
David Portillo

La gastronomía poblana se ha consolidado como una de las mejores de México y el mundo. Su combinación de comida prehispánica con española, le ha dado originalidad a cada uno de sus platillos en colores, olores, sabores y texturas. Y uno de los más grande ejemplos de ello es el mole poblano.

 

Reconocido como el mejor platillo de América Latina y uno de los cinco más importantes a nivel mundial por su complicada preparación, el mole poblano es el único producto mexicano que puede ser degustado en 70 % del mundo.

 

También hay quienes dicen que este guiso es el más representativo de México por su origen, el cual se remota a la época prehispánica. Otros aseguran que el mole se creó en el convento de Santa Rosa, en la ciudad de Puebla, ante la visita de Juan de Palafox y Mendoza, virrey de la Nueva España, a quien las monjas dominicanas se lo prepararon como un platillo especial.

 

Estados Unidos, Japón, España, Italia, Canadá, Alemania y Francia son las ciudades que tienen el mayor consumo de mole poblano fuera de México. Además, todo turista que llega a territorio poblano no se puede ir sin probar este platillo, que está vigente los 365 días del año.

 

Símbolo de la gastronomía mexicana, este manjar nació en el año 1700 y pocas personas lo pueden preparar ante la gran cantidad de ingredientes que requiere.

 

Se dice que Sor Andrea de la Asunción, internada en el convento de Santa Rosa, usó más de 20 ingredientes para sorprender al Virrey de la Nueva España.

 

Entre los ingredientes que utilizó para alcanzar ese sabor único estaban el chile mulato y chile ancho, pero al ser muy irritantes, los mezcló con cacao, almendra y chocolate, para darle un sabor más dulce. Además, agregó tortilla quemada, anís, otros cuatro picantes y 18 ingredientes más para dar con ese sabor especial que fue acompañado por una pieza de pollo o guajolote. Este último engordado con nueces, castañas y avellanas.

 

A diferencia de otros platillos de temporada que también son reconocidos en Puebla y buscados por sus visitantes, el mole poblano se puede degustar prácticamente en cualquier restaurante, desde una fonda hasta el lugar más costoso.

 

En diversos municipios de Puebla se llevan a cabo fiestas del mole en distintas épocas del año. En la capital poblana, habrá una comida para honrar al mole poblano el 25 de mayo, en la que 10 restaurantes expondrán sus diferentes recetas.