Presidente de Brasil dice que no renunciará; “no cometí ningún ilícito”

Foto: 
Xinhua
 
Xinhua

El presidente brasileño, Michel Temer, dijo hoy que no renunciará al cargo, luego de la difusión de una grabación en la que supuestamente avala que un empresario compre el silencio del ex líder de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

 

En un mensaje al país, Temer afirmó que no cometió ningún ilícito, y atribuyó la conversación referida a una supuesta ayuda financiera que el empresario Joesley Batista daría a la familia de Cunha, debido a que el ex presidente de la cámara baja se encuentra en prisión.

 

El mandatario brasileño sugirió que es blanco de una conspiración, en un momento en que el gobierno ha conseguido sacar la economía de la recesión.

 

"Resalto que sólo hablo ahora de los hechos que surgieron ayer (mércoles) porque intenté conocer el contenido de las grabaciones que me citan. Solicité oficialmente acceso al STF (Supremo Tribunal Federal), acceso a esos documentos, pero hasta este momento no lo conseguí", dijo Temer en su mensaje.

 

"Mi gobierno vivió en esta semana su mejor y su peor momento. Los indicadores de caída de la inflación, crecimiento de la economía y creación de empleo, retornaba el optimismo y las reformas avanzaban en el Congreso Nacional", explicó.

 

La difusión de conversaciones "grabadas clandestinamente trajo una vez más el fantasma de la crisis política. Por lo tanto, un inmenso esfuerzo para sacar al país de la recesión se puede tornar inútil", subrayó.

 

Dijo que la conversación de Batista se refería a "un empresario auxiliaba a la familia de un parlamentario", y que "en ningún momento autoricé que pagase a nadie para quedar callado".

 

"No temo ninguna delación, no tengo nada a esconder, siempre honré mi nombre, en la academia, en la política, en mis escritos. Nunca autoricé que se utilizase mi nombre indebidamente", dijo el mandatario en tono exaltado.

 

"La investigación pedida por el STF será el territorio donde surgirán todas las explicaciones", afirmó.

 

"No renunciaré, repito, no renunciaré", enfatizó.

 

"Exijo investigación plena y muy rápida para el esclarecimiento al pueblo brasileño. Si fueron rápidas las grabaciones clandestinas, no pueden tardar tampoco las investigaciones. Mi compromiso es sólo con Brasil", agregó.

 

En la noche del miércoles, la divulgación del contenido de una grabación realizada por el empresario Joesley Batista conmocionó al mundo político brasileño, al comprometer a Temer y al senador Aécio Neves con actos ilícitos.

 

Temer fue grabado cuando daba el aval para "comprar el silencio" del ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien se encuentra preso en la ciudad de Curitiba bajo diversos cargos de corrupción.