Valle de México enfrenta alarma ambiental más larga en dos décadas

Foto: 
Xinhua
 
Xinhua

La Zona Metropolitana del Valle de México enfrenta su contingencia por contaminación del aire más larga en casi dos décadas, luego de que este jueves las autoridades decidieron ampliarla para mañana viernes por quinto día consecutivo ante los altos índices de ozono.

 

En un comunicado, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) señaló que mañana viernes se mantendrá la alarma por ozono activada desde la tarde del 15 mayo, porque en el norte y oeste de la Ciudad de México se registraron hoy niveles de ozono de 153 y 151 puntos, respectivamente, en el Indice de Calidad del Aire.

 

El ozono no ha retrocedido a niveles por debajo de los 150 puntos del índice, que es el umbral máximo de tolerancia, desde que la emergencia se decretó.

 

Un sistema de alta presión que permanece en la atmósfera de la metrópoli genera una intensa radiación solar que detona la formación del ozono, lo que se combina con la falta de viento que impide la dispersión del contaminante, expuso la instancia ambiental.

 

Este viernes se restringirá la circulación de 1,5 millones de vehículos en la capital del país y en las 18 municipalidades suburbanas del estado de México, por ser los que mayores contaminantes emiten, conforme a los límites establecidos.

 

La CAMe señaló que los automóviles que saldrán de circulación son aquellos que el último dígito de su matrícula es 9, 0 o número par y tienen holograma de verificación del programa de emisiones "1", así como todos aquellos con holograma "2".

 

Industrias que emitan precursores de ozono tendrán que reducirlos entre 30 y 40 por ciento, mientras que el 20 por ciento de las estaciones de carburación y distribución de gas licuado de petróleo deberán suspender actividades, agregó la instancia.

 

Desde 1998, cuando una contingencia prevaleció del 25 al 30 de mayo, la urbe más poblada de América no permanecía tantos días consecutivos bajo alarma por ozono.

 

Los registros históricos del Programa para Contingencias Ambientales Atmosféricas señalan que desde ese año se activaron otras 17 emergencias por ozono, de las cuales cuatro duraron cuatro días y el resto de 24 a 48 horas.

 

El gobierno mexicano endureció desde 2016 la verificación de emisiones de los vehículos para permitir la circulación diaria sólo a los que contaminan menos, como parte de una estrategia para reducir la contaminación en la metrópoli, que registró 10 alarmas por ozono a lo largo del año.