Cuentahabientes no conocen del acompañamiento bancario

Foto: 
Enfoque
 
Luis Alberto Cataño

A pesar de que el programa de acompañamiento bancario lleva casi cuatro años en operación y data desde la época de Eduardo Rivera al frente de la ciudad, los cuentahabientes lo desconocen y si tuvieran que usarlo, dicen no querer echar mano por desconfianza hacia el cuerpo policial.

 

Tras un recorrido hecho por la zona de bancos del Centro Histórico, se le preguntó a los cuentahabientes si conocían qué era el Operativo Búho y de qué se trataba, así como si lo usarían a futuro cuando hicieran transacciones de dinero. La mayoría dijo desconocerlo, y al comentarles de qué se trataba, aseguraron que no lo solicitarían.

 

“Sale peor, los policías te asaltan y se llevan tu dinero y ni a quién decirle”, fue la resolución de una mujer de mediana edad a la que se le cuestionó si contrataría el servicio.

 

Otra mujer menor de 30 años acusó que prefiere casi no usar bancos, pero que si necesitase mover mucho dinero, preferiría pedir protección a un familiar o amigo, antes que un policía al que no conoce.

 

Sobre si conocían el programa de acompañamiento bancario, la mayoría no sabía sobre esta opción que brinda la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, puesto que nadie les había informado y en la propia institución bancaria no les dan aviso sobre esta opción cuando muevan fuertes cantidades de dinero.

 

En total, de las 20 personas sondeadas por Imagen Poblana al salir de los diferentes bancos del Centro Histórico, 18 (90 %) no conocían el programa de acompañamiento bancario y las dos restantes aceptaron estar enterados, pero no supieron dónde se hace dicha contratación.

 

Del mismo número de personas cuestionadas, únicamente tres le confiarían la protección de su dinero al cuerpo policial, mientras que el resto preferiría mejor recurrir a un amigo o a seguridad privada para hacer el transporte de su dinero.

 

El programa de acompañamiento bancario, llamado formalmente Operativo Búho, ayuda a los cuentahabientes a tener protección policial con uno o dos elementos que acompañen al usuario entre dos instituciones bancarias para transportar fuertes sumas de dinero y que ello no represente volverse presa de la delincuencia.

 

El programa, que se ha replicado en diversas entidades de la República, se ha aplicado en Puebla desde 2013.

 

A pesar de que se hizo una solicitud de cuántos servicios de este tipo se han contratado en el último año, no ha habido respuesta por parte de la SSPTM hasta el momento.