En 2016, más de 75 millones de personas visitaron España: un nuevo récord, 10 % más que en 2015. En gran medida, este crecimiento es gracias a un tipo diferente de turismo. Cada vez más personas visitan España por su cultura, su gastronomía y sus vinos de fama mundial.