Rafael Núñez, un debilucho sin carácter para gobernar: ciudadanos

 
Arturo Torres

Habitantes de Texmelucan se mofaron del show de su alcalde Rafael Núñez por llorar el pasado jueves en una entrevista radiofónica en una estación de aquella región, pues consideraron que es ridículo e hipócrita.

 

Lorena Ramírez, habitante, dijo que no le parece sincero el llanto del presidente municipal. "En manos de quién estamos. Se supone que tenemos una autoridad pensante que resuelve los problemas del municipio y atiende las demandas de la gente".

 

El alcalde fue entrevistado el jueves por el tema de la presidencia municipal que estaba tomada y comenzó a llorar expresando que no le parecía justo que al líder tianguista Manuel Valencia le dieran mejor trato que él.

 

Núñez se quejó de que en las negociaciones con la Secretaría General de Gobierno escuchaban más al comerciante que llevaba dos semanas bloqueada la alcaldía. Y dijo que había otros temas en los que a él no le parecía correcto la forma de atenderlo a él.

 

Ante esto, Raquel Sánchez dijo: "Es de risa su actitud. Mira que ponerse a llorar en un medio y al aire, ¿de qué te habla? Que es un hipócrita y débil porque no tiene carácter para gobernar el municipio.".

 

"Nosotros como habitantes debemos llorar por tanta inseguridad que se incrementó con Núñez. Los asaltos cada vez son más violentos y con el uso de armas de fuego", abundó.

 

Otros vecinos coincidieron que sus lagrimas fueron para ocultar la corrupción en su administración porque recordaron el año anterior, cuando el ayuntamiento compró botas para los policías municipales con recursos del erario público.

 

El problema fue que el calzado fue adquirido con ZN (Zapaterías Núñez) empresa de su familia. Y tras ser descubierto, regresó los zapatos; por cierto, de muy mala calidad.