Después del escándalo contra el presidente Michel Temer por la compra del silencio del congresista Eduardo Cunha, gritos de "¡Fuera Temer!" comienzan a reverberar en varios estados de Brasil.