“Iguanas Ranas” demuestra que el teatro puede ser divertido e incluyente

 
Jaime López

Dos niños vestidos como exploradores conversan sobre diversos temas en medio de una escenografía que simula una reunión nocturna de amigos al aire libre. Para ello recurren constantemente a su imaginación. Así abordan la igualdad entre niñas y niños, la importancia de los abrazos y de no considerar a éstos (sobre todo los que son entre hombres) como una "rareza", además de versar sobre la disfunción familiar.

 

Todo lo anterior forma parte del argumento de “Iguanas Ranas”, puesta escénica escrita originalmente por Juan Munchi para el festival “Butaquita llena”, que actualmente se presenta en el Teatro de la Ciudad, con la que se demuestra que dicho arte puede ser divertido e incluyente, pese a que muchos opinen o crean lo contrario.

 

“Mucha gente que no conoce el teatro piensa que es docto, que es aburrido, y pues no, también hay teatro que es divertido, hilarante, chusco. Y creo que ese es uno de los objetivos de ‘Butaquita llena’, fomentar el gusto por el teatro”, expresó el creativo.

 

En entrevista para Imagen Poblana, el integrante de la compañía “Imprudentes Teatro” platicó que “Iguanas Ranas” es un texto en el que mezcló un poco del género de cabaret, en el que ha desarrollado gran parte de su carrera, con el humor más inocente y "blanco" propio de los más jóvenes. Y dijo que la intención de esa puesta no es aleccionar a la gente, sino compartirle temas importantes de forma honesta, divertida y ágil.

 

“Y qué mejor que a través de dos niños que tienen una imaginación tremenda, que crean mundos, que cuentan, que no les importa lo que la gente diga porque están en su espacio, están ellos solos”, apuntó. 

 

Sobre el título, Munchi explicó que “Iguanas Ranas” hace alusión a la manera en la que de pequeño les pedía ciertas cosas a sus familiares, cuando, por ejemplo, le preguntaban qué deseaba comer y él pedía lo mismo (igual, "iguanas") que su hermana.

 

Por su parte, Amaury Calderón, el actor que acompaña a Munchi en “Iguanas Ranas”, reconoció su temor inicial al hacer cabaret para niños, pues dijo que habitualmente este género está relacionado con algo estrictamente hecho para adultos. Sin embargo, mencionó que el cabaret busca la diversión de los asistentes, así como hablar de forma dinámica sobre ciertos temas tabúes.

 

En la obra “Iguanas Ranas” los espectadores pueden encontrar 50 minutos de fantasía, camaradería, e incluso una forma amena de utilizar la grosería “pendejo”. Asimismo, si ponen mucha atención, descubrirán una referencia velada para prevenir el abuso sexual.   

 

“Iguanas Ranas” se presentará el 13 y 20 de agosto, en el Teatro de la Ciudad, a partir de las 18 horas. A pesar de que el boleto tiene un costo de 80 pesos, la gente puede encontrar todo el tiempo en la taquilla del recinto promociones al 2x1.