Cuerpo de Seguridad Ciudadana estarán integrados por expolicías y ciudadanos

 
Luis Alberto Cataño

Para ayudar en las estrategias contra la inseguridad en la ciudad, el Ayuntamiento de Puebla dispondrá de un nuevo “Cuerpo de Seguridad Ciudadana” que se encargará de labores de resguardo y protección sin estar armados y que estará directamente vinculado con la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM).

 

Sobre ello, el titular de la dependencia, Manuel Alonso García, informó que antes de que termine el año, este nuevo cuerpo tendrá cerca de 100 elementos que responderán ante los ciudadanos dada la falta de policías en la corporación.

 

La iniciativa, que fue aplicada cuando el funcionario se desempeñaba en el Ayuntamiento de San Andrés Cholula, busca que los policías que por alguna razón no grave deban salir de la corporación, ya sea por reprobar un examen de control de confianza o por no pasar los exámenes físicos, o que por poco margen no pasen la prueba del polígrafo, puedan conformar este cuerpo.

 

Con ello, los uniformados aprovecharían todavía su experiencia policial para tareas de resguardo más sencillas, como cuidado de edificios de gobierno o patrulleos, y dejar que los policías debidamente calificados entren en tareas de protección de los ciudadanos en las calles.

 

Con la medida, los exuniformados que no pasen esos exámenes tendrán la oportunidad de ser reincorporados, así como recibir un salario que les permita mantenerse y no tener que buscar un camino ajeno al marco de la ley.

 

Si bien no es exclusivo que los elementos del Cuerpo de Seguridad Ciudadana hayan sido alguna vez policías, pues deja la puerta abierta a ciudadanos interesados en su comunidad, sí necesitan de cierto adiestramiento para actuar conforme a la situación, ya que no portarán armas de fuego.

 

Los 100 elementos que integrarían esta división de la corporación en una primera etapa, antes de que termine el año, vendrían al cuidado de edificios y oficinas oficiales, mientras que los cuerpos que ahora tienen adscrita esa tarea, saldrán a las calles.

 

“Es un buen proyecto que va por buen camino, pero que también depende del tema presupuestal porque es personal que debe tener salario y prestaciones. Lo que queremos es tener legalizado este proyecto en este año, porque debe pasar por Cabildo”, dijo Alonso García.

 

Para encontrar el primer centenar se hará una convocatoria pública, en la que deberán acreditar que tienen estudios hasta bachillerato, que no cuentan con antecedentes penales y que pueden presentar un examen y entrenamiento básico que durará 45 días.

 

Además, reiteró que no tendrán permiso para portar armas de fuego, pero sí portarán uniforme y podrán usar esposas y macana (técnicamente conocida como PR24 debido a que mide 24 pulgadas y pesa 24 onzas).

 

Asimismo, tendrán un horario similar al de los policías con turnos de 12 horas, para cubrir la mayor parte de tareas que apoye a la corporación policial en la lucha contra la delincuencia.