Derechohabientes confirman el pésimo servicio en Traumatología y San José

Foto: 
Enfoque
 
David Portillo

Luego de que la Encuesta Nacional de Satisfacción a Usuarios de Servicios Médicos calificara al Hospital de Traumatología y Ortopedia como uno de los peores de México, poblanos respaldaron dichos resultados.

 

No respetar horarios de consulta, hacerlos esperar horas, no darles fichas, negligencias (principalmente), falta de higiene y medicamentos, entre otras anomalías, deben padecer quienes acuden a la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social en Puebla.

 

"La única vez que usé el seguro fue porque mi mamá se fracturó la muñeca y no tenía dinero para pagar un particular. Fuimos a Ortopedia, le pusieron su yeso, pero se lo pusieron muy apretado que le terminó lastimando. O sea, en lugar de dejar bien la muñeca derecha, la desviaron. Y durante el mes que tuvo el yeso tenía dolores insoportables. La traía para que la revisaran y salían que debía agendar una cita porque era la primera vez, y me la dieron tres semanas después. No por nada dicen que el IMSS es el matasanos", consideró el joven Alberto Rojas.

 

Durante un sondeo efectuado por Imagen Poblana se cuestionó a derechohabientes sobre el trato que han recibido en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional "Manuel Ávila Camacho" –conocido como San José–, que también fue mal calificado, y señalaron que padecen los mismos problemas que en Ortopedia.

 

"Nunca tienen medicamentos en San José, te piden que los compres tú. Te hacen esperar horas para cirugías. Así tu familiar se esté muriendo, te hacen esperar días o semanas. O que no tienen tal o cual aparato y que solo lo pueden rentar, y debemos pagar. No es raro que sea de los peores del país si ofrecen ese servicio deficiente", comentó Guillermina Osorio.

 

Dicha evaluación se puede justificar ya que en el primer semestre de este año la delegación estatal del IMSS, presidida por Enrique Doger Guerrero, gastó 8.2 millones de pesos en papelería y apenas 889,000 pesos en instrumentos de cirugía, aparatos médicos y maquinaria.

 

La Ensat colocó a la clínica de Traumatología y Ortopedia como la peor del país y a San José como la décima deficiente de 15 nosocomios de especialidades.

 

"Por necesidad acudo al IMSS. Sé que son malos, pero no tener dinero y ya que te descuentan en el trabajo, lo usas. El año pasado me fracturé, me colocaron una férula en lugar del yeso en el tobillo, porque pensaron que era un esguince y el dolor era intenso. Luego, para sacar las placas se pusieron pesados, que según ellos no podían tomarme esas radiografías y no sé cuánto. Con el IMSS no sabes si llegar vivo o mejor muerto, porque casi es lo mismo. Te atienden con las patas y cuando quieren", acusó Gerardo González.