Gobierno de EUA anuncia investigación por violencia en Charlottesville

Foto: 
Xinhua
 
Notimex

Washington.- El gobierno de Estados Unidos abrió una investigación federal de derechos civiles sobre las protestas en Charlottesville, Virginia, en donde murieron tres personas, una de ellas embestida por un conductor.

 

En las protestas convocadas por grupos supremacistas blancos una mujer murió al ser impactada por un auto que además hirió a 19 más durante la protesta “Unir a la derecha” del sábado en Charlottesville, por lo que el procurador general de Estados Unidos, Jeff Sessions, emitió una declaración para anunciar la investigación.

 

"La Oficina de Campo del FBI de Richmond, la División de Derechos Civiles y la Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito Occidental de Virginia han abierto una investigación de derechos civiles sobre las circunstancias del mortal incidente vehicular ocurrido el sábado por la mañana", apuntó.

 

"El FBI recopilará todos los hechos y pruebas disponibles, y como esta es una investigación en curso, no podemos comentar más en este momento", señaló.

 

James Alex Fields Jr., de 20 años, de Ohio, fue arrestado en relación con el accidente, dijeron las autoridades. El mitin fue organizado por el blogger de derecha Jason Kessler, que quiso protestar la decisión de Charlottesville de quitar una estatua del confederado general Robert E. Lee del parque de la Emancipación.

 

El evento se volvió rápidamente caótico, mientras los nacionalistas blancos se enfrentaban con los contramanifestantes y la policía.

 

"Cuando tales acciones surgen de la intolerancia racial y el odio, traicionan nuestros valores fundamentales y no pueden ser tolerados", dijo el fiscal general Sessions.

 

"He hablado con el director del FBI, Chris Wray, agentes del FBI en la escena, y funcionarios de la ley para el estado de Virginia. El FBI ha estado apoyando a las autoridades estatales y locales a lo largo del día ", expresó Sessions.

 

"El abogado Rick Mountcastle inició una investigación federal y contará con el apoyo total del Departamento de Justicia. La justicia prevalecerá", sentenció, mientras que el senador estadunidense Ted Cruz (republicano por Texas) pidió la víspera al Departamento de Justicia que iniciara una investigación.

 

"Después de ver el horrible video del coche deliberadamente chocando contra una multitud de manifestantes, instó al Departamento de Justicia a investigar y procesar de inmediato este grotesco acto de terrorismo interno", dijo Cruz en un comunicado.

 

Según la policía estatal de Virginia, Troy Dunigan, de 21 años, de Chattanooga, Tennessee, fue acusado de conducta desordenada; Jacob L. Smith, de 21 años, de Louisa, Virginia, acusado de asalto y agresión; y James M. O'Brien, de 44 años, de Gainesville, Florida, fue acusado de llevar una pistola.

 

En reacccion y en diversas ciudades del país la víspera se efectuaron protestas para condenar los actos promovidos por organizaciones de supremacistas blancos. Al mismo tiempo las principales organizaciones de derechos civiles de la nación emitieron una serie de declaraciones en reacción a los acontecimientos.

 

La Liga Nacional Urbana pidió que el presidente estadunidense Donald Trump despida a su consejero Steve Bannon, describiéndolo como un "conocido líder de la supremacía blanca".

 

La Liga Nacional Urbana agregó: "Llamamos a todos con voz en nuestra escena nacional a condenar estas manifestaciones y sentimientos racistas en los términos más fuertes posibles".

 

La Red de Acción Nacional urgio "al presidente Trump que se ocupe de las causas de estos acontecimientos, que denuncie a los supremacistas blancos en el corazón mismo de este conflicto y que comience a trabajar en pro de la paz".

 

Manifestantes tomaron las calles de ciudades de California como Los Ángeles y Oakland el sábado por la noche, para denunciar lo que ocurrió en Charlottesville a principios del día.

 

Las autoridades federales también analizan un accidente de helicóptero el sábado que mató a dos policías estatales de Virginia que ayudaban a los esfuerzos para vigilar la marcha.