Serie de fundador de Africam Safari, mejor de lo que se esperaba

 
Luis Alberto Cataño

Esta semana se estrenó en televisión abierta a través de Imagen Televisión la serie “El Capitán”, que narra la vida de Carlos Camacho Espíritu, mejor conocido como “El Capitán Camacho”, fundador de la reserve natural Africam Safari en Valsequillo, Puebla.

 

Contrario a lo que todos esperaban, la producción estelarizada por Humberto Zurita y José María de Tavira ha sido del agrado de la mayoría de los televidentes por su sencillez y noble historia sobre un hombre que comenzó con raíces muy humildes y que con mucho trabajo logró convertirse en el empresario que logró un parque que no tiene comparación en Latinoamérica.

 

La serie, que viene a sumarse a la moda de los programas biográficos de mediana producción, como la vida de Hugo Chávez, de Paquita la del Barrio, de Jenny Rivera, Celia Cruz, el Chapo, Joan Sebastian, Juan Gabriel, en fin, cuenta con una temática muy diferente a los demás, ya que trata otro tipo de temas menos sangrientos y morbosos.

 

La dinámica del capitán es sobre el esfuerzo, la nobleza, la vida, aspiraciones y familia de un hombre que dedicó su vida a preservar un pedazo de la ecología en nuestro país y, para fortuna y disfrute de los poblanos, en la capital.

 

La hechura es buena sin llegar a ser sobresaliente, desde el diálogo que es concreto, conciso y con actuaciones por lo menos “decentes”, y con una dirección que logra sostener la serie.

 

En sí, el vestuario y la escenografía no ha resultado un gran problema para los productores; sin embargo, lo han hecho de buena manera para no dejar demasiadas dudas para el público que cada vez consume más series de ficción de este tipo.

 

Lo curioso es que “El Capitán” fue grabada en 2014 y se quedó guardada esperando a que una televisora decidiera dar el brinco, hasta la apuesta de Imagen Televisión, que transmite un nuevo capítulo cada día de lunes a viernes a las 20:00 horas.