Acta Pública

Las inversiones extranjeras negocio de unos pocos

Claudia Rodríguez

Peña Nieto ha manifestado que la economía mexicana va bien, sobre todo la que particularmente se refiere a la de las familias mexicanas, ya que afirma: han experimentado un desempeño “positivo”.

 

Habría que informarle a Peña Nieto –aunque se espera en realidad lo sepa-- que más allá de sus aseveraciones, la inflación nos está comiendo, sobre todo a los millones y millones de mexicanos que pertenecemos a la cada vez más pauperizada llamada clase media.

 

Somos los del renglón medio socioeconómico los que nos mostramos más estresados, ya que vivimos en carne propia los mucho que nos cuesta proveer de medios para la movilidad social de nuestros descendientes. Hablar de ahorro o inversión es prohibitivo para la clase media.

 

Solo en lo que se refiere a la inflación, el estar en el rango del 6.9 por ciento revela que cada vez cuesta más cualquier bien o servicio.

 

Ante esto, Peña Nieto de manera inconexa en su mismo discurso de bonanza familiar aseguró que en lo que va de su gobierno la inversión extranjera directa registró una cifra histórica de 156 mil millones de dólares, “por primera vez en la historia de México que se alcanza esta cifra en una sola administración”, señaló.

 

Inconexo el discurso del mandatario federal, muy distante, porque la economía del mayor número de familias en México no depende de la inversión extranjera en México. Esa misma inversión, a los únicos que beneficia es a los que tienen más y más dinero. A los grandes capitales.

 

De qué nos sirve a los simples mortales la inversión de empresas refinadoras de hidrocarburos, si cada vez los combustibles refinados están más y más caros.

 

De igual forma las reformas en telecomunicación a los usuarios nos abren el abanico para consumir, pero apenas podemos pagar una opción de televisión o telefonía privada.

 

Si hay inversión en el terreno de infraestructura carretera o vial, tenemos que pagar por años como usuarios el derecho de transitar.

 

La economía de las familias mexicanas está cada vez más pauperizada, señor Peña Nieto, y nada, absolutamente nada, tiene que ver con el gran pastel de la inversión extranjera que se reparten unos cuantos.

 

Acta Divina… “Ante un escenario adverso, la economía de México, en particular la de las familias, ha tenido un desempeño positivo. En el segundo trimestre de este año, el PIB creció tres por ciento a tasa anual. Este es el mayor crecimiento para un periodo similar en los últimos cinco años”. Palabras del presidente Enrique Peña Nieto.

 

Para advertir… México paraíso de inversionistas que encuentran salarios bajos y exenciones fiscales.