El 15 de septiembre, fiesteros gastarán más en alcohol que en antojitos

Foto: 
Enfoque
 
Alberto Ramírez

Este 16 de septiembre se cumplen 207 años del inicio de la guerra de Independencia. En la víspera, la noche del 15, las familias poblanas se reúnen para dar el grito de ¡Viva México!, emulando lo hecho por Miguel Hidalgo y Costilla.

 

En esta noche de festejo destaca la gastronomía típica mexicana, los antojitos, dulces y el clásico tequila.

 

Las familias tienen la opción de reunirse en casa, ver la ceremonia del grito a través de la televisión y degustar los platillos que son preparados para esa noche especial. También pueden asistir al zócalo y presenciar la ceremonia en vivo, para posteriormente ser partícipes de la verbena popular. Y también están aquellos que se dan cita en restaurantes y hoteles a pasar estas fiestas.

 

La elección que sea, todas ellas implican un gasto, y éste es de acuerdo con las posibilidades económicas de cada familia; pero reza un dicho que para celebrar “los mexicanos se pintan solos”.

 

En un sondeo efectuado por Imagen Poblana, las familias poblanas que celebrarán la noche del 15 de septiembre en casa señalaron que el gasto para ellos será de entre $500 a $1,000, y este valor es en consideración del número de platillos.

 

Aseguran que el gasto se incrementa por la compra de bebidas alcohólicas, iniciando para la cena con unas cervezas y para la “fiesta” el tequila, llegando incluso a rebasar el costo de la cena.

 

“No somos pocos en la familia, y una botella no es suficiente, si acaso dos o tres, mínimo”, señala Diana Terreros, quien asegura que sus familiares amanecen y “luego hay que curársela. Sí, gastamos lo mismo o quizás un poco más en alcohol".

 

Quienes opten por salir de casa y asistir al zócalo dispondrán aproximadamente de $500 a $1,000 para este festejo.

 

“Afortunadamente es quincena, no pienso gastar más de $500, pero salgo con $1,000 por algún contratiempo. Somos 4 de familia, y antes del grito cenamos las clásicas chanclas, chalupas, tacos dorados, elotes. Pero no falta que los hijos se pinten la cara, su bandera, la corneta, el juguete clásico de esta noche”, dijo David Yáñez.

 

Para quienes celebraran la noche del grito en las muy comercializadas “noches mexicanas” que organizan restaurantes y hoteles, el gasto es aún mayor, que va desde los $500 a $1,000 por persona. Comida de tres tiempos, antojitos, baile y barra libre.

 

No importa cuál sea la elección, este 15 de septiembre es motivo de celebración, aunque las familias poblanas gasten en una noche más de lo que gastan en una semana o incluso meses solo en comida; peor aún, que destinen mayor cantidad de dinero en bebidas alcohólicas que en la cena.