Le dan una “manita de gato” al Palacio Municipal para el Grito

Foto: 
LA Cataño
 
Luis Alberto Cataño

El Palacio Municipal recibirá el próximo viernes en la noche al gobernador del estado, Antonio Gali Fayad, y al alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, entre diversas autoridades, para rendir la ceremonia del Grito de Independencia, por lo que el inmueble histórico ya se prepara para la cita con arreglos de último minuto, incluyendo los ligeros daños tras el sismo del pasado jueves.

 

Desde inicios de esta semana, el personal de cuidado y limpieza del “Charlie Hall” ya hacen las tareas de arreglo necesarias para que el palacio luzca imponente por dentro y por fuera el día de la fiesta mexicana por excelencia.

 

Al interior del Palacio, dado que recibirá invitados con un ya tradicional cocktail entre políticos y figuras públicas, se han pulido los pisos de mármol blanco y negro instalados desde inicios del siglo XX y se han repintado las paredes para quitar todos los desperfectos por su uso diario.

 

Por otro lado, las puertas y cristales de las diversas oficinas y anexos que rodean el patio central también son intervenidas con limpieza para quitar machas a la madera, y los vidrios son pulidos para que se vean transparentes y claros en la jornada de fiesta que se dará minutos antes de la medianoche del próximo viernes.

 

Mientras, en el patio central, donde seguramente se colocarán mesas para recibir a los invitados, se quitaron las cuatro macetas que estaban en las esquinas y que son cuidadas por el personal de intendencia.

 

En el Salón de Cabildos, espacio icónico en el que reside el máximo órgano de gobierno en el Ayuntamiento, obreros especializados atienden la instalación del templete al que saldrá el mandatario estatal para replicar la campana en la ceremonia del Grito de Independencia. Mientras otros hacen los arreglos a las ligeras fisuras que sufrió el acabado en sus paredes tras el sismo de 8.2 grados que se sintió en la capital poblana el pasado jueves.

 

Las fisuras en los floreados del Salón de Cabildos son arregladas con cuidado por su importancia en el Patrimonio de la Humanidad.

 

Por fuera, la fachada del edificio encargado al arquitecto inglés Charles T. S. Hall en 1887 e inaugurado por Porfirio Díaz en 1906, también ha sido intervenida. Además de los arreglos de luces para emular los tres colores de la bandera nacional, con grúas limpian y arreglan las cortinillas de las ventanas de corte francés.

 

El zócalo por su parte ha sido intervenido con los arreglos al equipo de iluminación y de sonido, así como la poda de los árboles para que más poblanos sean testigos del grito desde el balcón del Palacio Municipal.

 

Las tareas seguirán este miércoles y jueves para arrancar con la instalación total de todo el equipo necesario para esta festividad tradicional.