“Prefiero gastar en comida que en un celular”

Foto: 
Enfoque
 
David Portillo

Mientras algunas personas presumen tener el celular más costoso en México, hay quienes prefieren comer a tener un dispositivo móvil, por más "económico" que éste sea.

 

Lo anterior fue revelado por un estudio de Aregional, el cual indicó que tres de cada 10 hogares poblanos carecen de telefonía celular, pese a la Reforma en Telecomunicaciones de 2013 que redujo el costo de dichos aparatos.

 

Las amas de casa consideraron más importante comer que pagar un "lujo", pues apenas cuentan con telefonía fija como para adquirir dispositivos móviles.

 

"Ahorita tener un celular es puro lujo. Prefiero gastar en comida que en un celular que te lo pueden robar y adiós dinero. En casa solo mi hija tiene celular porque ella se lo compró, y es parte de su trabajo. Yo no tengo, todo lo hago por el teléfono de casa, que es caro, no es barato como dijeron, por eso me he cambiado de empresa como cuatro veces, porque luego no cumplen lo que te dicen", comentó Carmen González.

 

De acuerdo con Aregional, Puebla es la cuarta entidad a nivel nacional con menos hogares con telefonía móvil. El INEGI publicó recientemente que siete de cada 10 poblanos no tienen acceso a internet.

 

"En casa tienes celular o teléfono fijo con internet, es difícil pagar las dos cosas. A mi hijo le regalé uno para estar comunicado con él cuando sale de la escuela o sale con sus amigos; pero 50 pesos deben durarle el mes, porque en casa pagamos internet con teléfono y son 350, si no te excedes en las llamadas, o hasta 500 pesos terminas pagando. Yo no uso celular por la misma razón. Para qué tener celular si casi no salgo de casa, sería un gasto innecesario", expresó Alicia Guzmán.

 

Aunque algunas familias coincidieron en tener ambos servicios, reconocieron que es costoso mantenerlos, pues algunos los tienen en planes tarifarios y están obligados a cumplir sus contratos.

 

"Pensando que era más barato se me ocurrió sacar el celular en plan para no pagar el equipo, pero me sale más caro y todavía debo pagar el teléfono en casa. Vengo pagando como 1,000 o 1,500 por mi celular y teléfono en casa, y todavía le pongo 100 pesos de saldo al teléfono de mi hijo al mes. Y gasto más en esto que en comida. Luego tienes que ver cómo dar dinero para el gasto o pasar las tarjetas, porque es caro tener los dos servicios. Aunque uno sea por trabajo, yo lo pago", señaló Jorge Garrido.