Washington rindió un sentido homenaje a las víctimas del atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de hace 16 años. Fue el día más mortífero en la historia del terrorismo en Estados Unidos con miles de civiles y 72 oficiales muertos.