Peña, un inculto que vive de los estereotipos de la TV: ciudadanos

Foto: 
Xinhua
 
Jaime López

Varios poblanos y poblanas mostraron su inconformidad con el actuar y expresiones de Enrique Peña Nieto, presidente de México, luego de que éste en su visita a Chiapas manifestara su estupefacción por encontrar gente de tez blanca en dicha entidad, una de las más afectadas tras el sismo del pasado 7 de septiembre.  

 

En un sondeo efectuado por Imagen Poblana, algunos ciudadanos calificaron como “fuera de lugar” los comentarios vertidos por el residente actual de Los Pinos y repudiaron la forma que utilizó para expresarse, más por que las hizo durante una visita cuyo máximo objetivo fue, supuestamente, evaluar los daños ocasionados por el temblor del pasado jueves, y no para quedar boquiabierto con su “asombroso descubrimiento”.

 

“Qué tontería. No me extraña que este ‘presidente’ salga con un comentario. A veces creo que es con todo el énfasis en hacer el ‘chiste del día’, o bien, porque de verdad el tipo posee esa estupidez de nacimiento; sin embargo, creo que ambas parecen una inmensa falta de respeto para la situación que se vive ahí”, señaló Marisol, fotógrafa poblana.

 

Por su parte, Alejandro Carranza, dedicado al oficio de la mecánica, resaltó que los dichos del ejecutivo federal solo demuestran su racismo e ignorancia, pues consideró que el político priista vive en una “bolita de cristal” que no le permite fijarse en las verdaderas necesidades de la gente.

 

Otras personas fueron más enérgicas y calificaron a Enrique Peña Nieto como un “reverendo pendejo”, poco capacitado para ser presidente, mientras que algunas más señalaron ya no sorprenderse por las frases del mexiquense

 

“Pues, ¿qué esperabas? Estamos hablando de un hombre ignorante, que no habla más idiomas, que plagió su tesis, es una persona que no está preparada y que vive de los estereotipos de la televisión. Un inculto que no conoce ni el propio país que gobierna”, dijo Mariana, licenciada en Comunicación.

 

También hubo quien destacó la otra cara de la moneda, dando cuenta de cómo algunas personas se emocionaron con la llegada del presidente de la República, a pesar de que solamente se trata de una de las obligaciones de este último el revisar los estragos provocados por el terremoto.

 

No obstante, el repudio hacia el primer mandatario nacional fue unánime, muy similar al del que fue objeto en las redes sociales, en las que usuarios destacaron, muchas veces con sorna, la “gran preocupación” de Peña Nieto por encontrar "güeritos", en lugar de saber el estado y necesidades de los damnificados. 

 

Y hubo quienes dijeron que los dichos del titular del ejecutivo federal solo demuestran la miseria antropológica en la que éste vive. No cabe duda, los temblores no únicamente remueven la tierra, sino también prejuicios, estereotipos y mezquindades.