Se cocina megacoalición entre las izquierdas y el PAN

 
David Portillo

Pese a no definirse si el Frente Ciudadano por México, conformado por el Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano será a nivel nacional, en Puebla han empezado las gestiones para ir juntos en 2018.

 

Este día las dirigencias estatales del PAN y PRD sostuvieron una plática al respecto. Aunque en redes generó polémica el encuentro debido a la lucha de Socorro Quezada contra el morenovallismo, aseguró cumplir con los estatus de su partido.

 

Sin embargo, es prácticamente una realidad la "megacoalición" en Puebla entre PAN, PRD, MC y Compromiso por Puebla, a la espera de definir el futuro nacional de Nueva Alianza, que ha acompañado al PAN en las últimas elecciones locales.

 

En el estira y afloja de firmar la alianza de izquierdas con derecha, lo difícil será definir al candidato a la gubernatura del estado. Nombres como Javier Lozano Alarcón y Martha Erika Alonso Hidalgo aspiran a estar en la boleta, pero dichos personajes no son del agrado de la actual dirigencia del partido del sol azteca.

 

Incluso, Socorro Quezada ha manifestado que si firman la alianza, competirá contra los panistas por ser la candidata a Casa Puebla, cargo que difícilmente arrebatará a los militantes blanquiazules.

 

Movimiento Ciudadano ha manifestado su apoyo para ir en coalición, sin importar quién sea el abanderado a la gubernatura, pues la finalidad es impedir que el PRI regrese al poder en el estado.

 

No obstante, dicha unión es más benéfica para el PRD, MC y Compromiso por Puebla que para el propio PAN, pues sus registros locales quedarán a salvo, ya que el Congreso recientemente aprobó una reforma que los protege y permite que partidos de coalición o alianza cedan votos para quedarse con los registros.

 

Por otra parte, es casi un hecho la alianza entre Movimiento Regeneración Nacional y el Partido del Trabajo, así como del Partido Revolucionario Institucional con el Partido Verde Ecologista, Encuentro Social y Nueva Alianza (que dependerá de los acuerdos a nivel nacional si se suma al PRI o se queda con el PAN).