Tormenta magnética "cubrirá" hoy a la Tierra

 
Alberto Ramírez

Este 13 de septiembre una erupción solar "cubrirá" Marte, Mercurio, Venus y nuestro planeta.

 

La poderosa llamarada que el astro rey lanzó este domingo causará en la Tierra una tormenta magnética de un nivel dos o tres sobre una escala de cinco, así lo dio a conocer el Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol, adscrito al Instituto Físico Lébedev de la Academia de Ciencias de Rusia.

 

Según las previsiones de los científicos, las grandes masas de materia emitidas el pasado 10 de septiembre por la atmósfera solar "cubrirán con una sola nube" a Mercurio, Venus, Tierra y Marte. Los dos primeros planetas se verán más afectados por la llamarada, mientras que el impacto sobre la Tierra y Marte será tangencial.

 

La llegada de la eyección a la Tierra se prevé para la noche del 12 y todo el día del 13 de septiembre. En ese momento se espera una tormenta magnética de nivel dos o tres sobre una escala de cinco puntos.

 

Ciclo de llamaradas

 

El Sol ha vuelto a emitir este domingo una fortísima llamarada solar que alcanzó una intensidad de X8,3. La letra representa una clase de fulguraciones extremadamente grandes y el número hace referencia a su intensidad. La clase X es la más fuerte de las cinco existentes.

 

Esta eyección de masa solar es una de las mayores de la historia y solo podemos alegrarnos de que ocurrió a una distancia considerable de la línea Sol-Tierra, señalaron los investigadores.

 

La fulguración es la cuarta que se produce en menos de una semana.

 

¿Cómo afectan al organismo humano las llamaradas solares?

 

Las llamaradas solares afectan al organismo humano de manera diversa, ya que su efecto depende de la reacción individual de cada uno, según ha afirmado Mijaíl Panasiuk, director del Instituto de Investigación en Física Nuclear de la Universidad Estatal de Moscú.

 

"Este fenómeno habitualmente tiene ciertos efectos, pero todo depende del cuerpo del individuo. Alguien sufrirá dolores de cabeza, otro no".

 

El científico precisó que nuestro cuerpo consiste principalmente en agua, "que es un elemento conductor", por lo que deben ocurrir procesos dentro de nosotros si cambia el campo electromagnético de la Tierra.

 

El pasado miércoles se registró una fortísima llamarada, la más potente de los últimos 12 años, de una intensidad de X9,3. Esta actividad solar derivó el pasado viernes en una tormenta magnética, por lo que varias personas podrían haber sufrido malestar físico.

 

La mancha solar que emitió la masa coronal permaneció activa hasta el fin de semana y produjo cuatro llamaradas más: una fuerte y tres de intensidad media. Estos eventos, según lo habitual, afectaron al campo magnético de la Tierra, causando tormentas geomagnéticas.

 

La fulguración más potente del Sol en más de una década provocó un empeoramiento del sistema de comunicación en Europa y América.