Vienen proyectos importantes para Puebla: presidente de la CMIC

Foto: 
Ángel Trinidad
 
Jaime López

Pese a que 2017 no ha sido el mejor de los años para la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Puebla, pues registró una caída en su producción, así como en la contratación de su personal, su presidente José Antonio Hernández González vislumbra para dicho organismo un futuro promisorio en el corto plazo.

 

“Vienen proyectos importantes para Puebla, obviamente esperamos que antes de fin de año se empiecen a licitar (varias obras) y donde las empresas poblanas tengan participación”, expresó.

 

Durante una entrevista para Imagen Poblana, el presidente resaltó la actual participación de la CMIC en obras trascendentales, por ejemplo, el libramiento que se está efectuando en Teziutlán, el bulevar Carmelitas (dentro de la zona de Forjadores), la línea 3 de Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) y el Parque Amalucan.

 

Agregó que para este mes se prevé la licitación de algunas carreteras, así como de algunos proyectos en el interior del estado, y destacó que la CMIC ha pedido al gobierno estatal participar en la edificación de la industria militar, que se llevará a cabo en el predio denominado “La Célula”, en el municipio de Libres Oriental, ya que argumenta que la organización que comanda cuenta con el “expertisse” necesario para ello.  

 

“Nosotros como empresa seguimos licitando, pidiendo que se nos den oportunidades, y pidiendo al gobernador la cuestión de que se cumplan estos 20 puntos de la reactivación económica de Puebla, y se le dé prioridad a las empresas de Puebla”, detalló.

 

A nivel federal, la CMIC ha alzado la mano para intervenir en el programa federal “Escuelas al cien”, mientras que dentro del municipio ha presentado una propuesta al alcalde Luis Banck para hacerse cargo del rescate de las principales calles de la ciudad, según informó Hernández González.

 

El presidente reconoció que 2017 ha sido un año complicado para la CMIC, en especial luego del incremento en los precios de los insumos, la constante devaluación del peso ante el dólar, el incremento en las tasas de interés y la incertidumbre que se vive frente a las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC).

 

Asimismo, el directivo señaló que el "mixer" de construcción ha cambiado en los últimos años, pues afirmó que en la actualidad predominan las construcciones de obras privadas por encima de las púbicas.

 

“Antes la obra pública era quien llevaba mano, era puntero, ahorita ha cambiado ese ‘mixer’, donde la parte de la obra pública ha descendido la inversión contra la obra privada. Y tenemos ahorita una combinación de 70 % de obra privada contra 30 de obra pública”, concluyó.