“Ya ningún medio de transporte es seguro”

Foto: 
Enfoque
 
David Portillo

Seguridad era lo que prometía la llegada de Empresas de Redes de Transporte a Puebla; sin embargo, se ha vuelto todo lo contrario para los usuarios del servicio ejecutivo.

 

Ante la posibilidad de que el Congreso local endurezca los requerimientos a los socios de este tipo de servicios, como aplicar controles de confianza, entrega de información personal del socio a la Fiscalía General del Estado, carta de antecedentes no penales, entre otros, esto es bien visto por los ciudadanos.

 

Ciudadanos opinan que esto tampoco garantizaría que viajen en un servicio seguro. "Ya no se puede viajar en ningún medio de transporte seguro. Se supone que los Uber y Cabify nos darían seguridad porque aparece la foto del chofer, y ves que no es suficiente. Yo sí apoyo lo que dicen los diputados ahora, pero ojalá lo cumplan y no sea pura baba de perico", opinó Rosa López.

 

La desaparición de una estudiante de la UPAEP tras solicitar el servicio de Cabify ha generado temor entre padres de familia que permiten a sus hijos salir de noche, "seguros" de que regresarán con bien en los taxis privados.

 

"Aunque se enoje mi hija, prefiero ir por ella a tal hora y no dejar que tome esos servicios que eran seguros. Por algo no dejo que se lleve el carro cada vez que sale, para evitar un accidente. Tampoco pueden estar encerradas por culpa de un sicópata, pero a veces, como padre debes tomar medidas para proteger a tus seres queridos y no esperar les pase algo malo para prevenir. Me parece bien que las plataformas los obliguen a registrar a sus usuarios ante la Fiscalía, porque al menos ellos corroborarían que no sean delincuentes", comentó Felipe Morales.

 

Anteriormente, la presidenta del Consejo Taxista de Puebla, Erika Díaz Flores, alertó que las plataformas no están reguladas y no entregan a la autoridad competente el registro de sus socios, además de permitir la incorporación de personas que carecen de experiencia en el servicio mercantil y que podrían estar relacionados con grupos delictivos.

 

Si bien no se ha determinado la situación jurídica del chofer de Cabify, que está detenido por la desaparición de la joven Mara "C", se le relaciona con grupos dedicados a la trata de personas.