El conocido artista alemán Edgar Muller, quien se caracteriza por sus pinturas en tercera dimensión, ha desenterrado el abismo del asiento del majestuoso Monumento a la Revolución en la Ciudad de México. Su perspectiva hace ver las profundidades escondidas por una plancha urbana.