Acta Pública

Alabar para robar

Claudia Rodríguez

Un día y otro también, el presidente Enrique Peña Nieto estuvo presente en los medios de comunicación, con mensajes en cadena nacional, tras el sismo del 19 de este septiembre --seguro por lo visible de las terribles consecuencias en ciertas zonas del país, pero muy notorias para todo México y el resto del mundo.

 

Todos esos mensajes del mandatario Peña hasta ahora han estado cargados de una gran dosis de promesas para con la reconstrucción de inmuebles en todas las zonas afectadas y de reconocimientos incesantes a diferentes grupos de la sociedad civil e incluso a instituciones de Gobierno.

 

Entre tanto, las personas directamente afectadas de una y otra forma clamaban ayuda, al tiempo que las aportaciones y donaciones de mexicanos y extranjeros, de empresas nacionales e internacionales, así como gobiernos de otras latitudes, crecían en fortuna para los damnificados de forma considerable.

 

A la vez, la sociedad civil clamaba cortar el presupuesto millonario a los partidos políticos para destinarlo por ahora a levantar las zonas afectadas por movimientos telúricos o hasta por huracanes o simplemente lluvias atípicas.

 

Y así, mientras la sociedad se percibía reconocida por su acción humanitaria y solidaria desbordada no sólo para el rescate de quienes quedaron bajo los escombros, sino igual movilizándose  para ayudar con víveres, medicamentos, colchonetas y hasta tiendas de campaña, la verdad es que el Gobierno federal estaba perpetrando el fraude en el escritorio y trabajando con la llamada Iniciativa Privada (IP) y hasta con los partidos políticos que lo secundan y hasta sobreviven por los favores al partido en turno en el poder.

 

La Administración de Peña Nieto, vil y rapaz, acapara ya la tragedia y los recursos para aliviarla, con un fin visible: controlar las elecciones de 2018.

 

Resulta que a la de ya los damnificados en sus inmuebles sobre todo en Chiapas, Oaxaca y Tabasco, en donde se avisa se tiene un censo final, recibirán el 20 % de un total de 70 mil pesos a través del ya conocido monedero electrónico, como herramienta de fraude electoral.

 

Así que aunque la sociedad civil ya no confía en el manejo del dinero del Gobierno federal corrupto y que no logra entregar las cuentas de las entregas, donativos y seguros para aliviar esta situación post sísmica, este hizo, claro, oídos sordos al manejo del dinero por una agrupación civil y la transparencia de los recursos.

 

¡Ya basta! ¿O quieren seguir lucrando con las desgracias del pueblo mexicano?

 

Acta Pública… El presidente Enrique Peña Nieto llamó al sector privado a reconstruir el país. 

 

Para advertir… Con fuente de SPDnoticias, se presenta la estimación de fondos para la reconstrucción (al 20 de septiembre de 2017): Fonden 2017, 9 mil millones de pesos. Fonden 2018, 6 mil millones de pesos, Bono catastrófico, 6 mil millones de pesos. Fondo CDMX/17. 3 mil millones de pesos. Fondo CDMX/18. 5 mil millones de pesos. Fondo de Capitalidad CDMX/17,3 mil millones de pesos. Banco de Desarrollo de América Latina (crédito), 1 mil 800 millones de pesos.  Agregar a todo esto: donaciones importantes de Walmart, Lady Gaga, Canelo Álvarez, Facebook, Google, ATT, Apple, Katy Perry, Checo Pérez, Salma Hayek, Uber, etcétera.