Hollywood, fábrica de sueños... y de escándalos sexuales

 
Jaime López

Con motivo del reciente escándalo mediático en el que se ha visto envuelto el productor hollywoodense Harvey Weinstein, a quien diversas actrices han señalado por acoso y abuso sexual, es oportuno hacer un recuento de otros casos semejantes, que forman la parte oscura de la meca del cine. 

 

Y es que el escándalo del ganador del premio de la estatuilla es solamente la punta del iceberg oscuro que esconde la llamada "Fábrica de los sueños", una que al interior de su majestuosidad oculta una serie de situaciones de abuso de poder, pederastia o estupro. 

 

Para empezar, en la década de los veinte, uno de los íconos del cine mudo, Charles Chaplin, vio su fama maltrecha tras dejar embarazada a una adolescente de 16 años, viéndose obligado a contraer nupcias con ella. Es decir, el aparente tipo bonachón que cautivó a diversas generaciones de cinéfilos con sus "inocentes" personajes no era tan bonachón ni agradable, pues parece ser que tenía una torcida predilección por las menores de edad.

 

Por su parte, el cineasta Roman Polanski tuvo que huir de Estados Unidos luego de ser acusado de estupro, es decir, de tener relaciones sexuales consensuadas con una joven menor de 18 años. La denuncia por parte de los progenitores de la chica estuvo activa durante varias décadas, hasta que el asunto expiró recientemente. Sin embargo, el orquestador de "El bebé de Rosemary" y de "El pianista" ahora enfrenta una nueva demanda de abuso sexual. 

 

En una era más actual, la actriz y exmodelo Chloë Sevigny relató la pesadilla que vivió luego de ser abusada sexualmente por tres reconocidos directores del séptimo arte. Sin embargo, no precisó el nombre de ninguno de ellos. 

 

Mientras que Cara Delevigne, protagonista de "Ciudades de papel", hizo público el acoso sufrido en su etapa como modelo, lo que la llevó en cierto momento a odiar su cuerpo, a sentirse hueca y vieja. Dicha actriz también se ha sumado a las mujeres que han señalado a Harvey Weinstein como un depredador sexual. 

 

Finalmente, en 2014, la hija del "respetado" cineasta Woody Allen, Dylan Farrow, relató en un blog del New York Times el abuso que sufrió a los siete años, siendo su victimario el creador de "Manhattan".

 

"Me tomó de la mano y me llevó a un desván en la segunda planta de nuestra casa; me dijo que me tumbara boca abajo y que jugara con el tren eléctrico de mi hermano, entonces, abusó de mí sexualmente (...)  Él me hablaba mientras lo hacía, susurrándome que era una buena chica, que ese era nuestro secreto, y me prometía que iríamos a París y me convertiría en una estrella de cine", escribió en su momento. 

 

Asimismo, el protagonista de "El señor de los anillos", Elijah Wood, denunció el año pasado los actos de pedofilia cometidos constantemente en Hollywood, principalmente por parte de reconocidos magnates y productores de Estados Unidos.