“A los que venimos de San Alejandro nos van relegando”, acusan pacientes

Foto: 
Enfoque
 
Alberto Ramírez

Solo basta darse una vuelta por los hospitales del IMSS en Puebla que fueron habilitados para albergar a los derechohabientes del hospital San Alejandro para notar la gran cantidad de personas a la espera de su consulta o de información del estado de salud de su familiar, evacuado a raíz del pasado sismo del 19 de septiembre.

 

Imagen Poblana visitó el hospital de San José, en donde los derechohabientes manifestaron su inconformidad y no dudaron en asegurar que los servicios de salud que presta el IMSS están siendo rebasados ante la gran demanda de pacientes.

 

Josefina Hernández, de 78 años, demandó que no ha podido hacer efectiva la consulta que de manera regular le era proporcionada en San Alejandro.

 

“Me tocaba consulta el 21 de septiembre. Sufrí hace dos años una caída y tuve que ser operada para que me colocaran una placa en la cadera. Ya me molesta al caminar, no soporto el dolor y no he podido lograr que me atiendan”.

 

En su caso, dijo desconocer que estén canalizando a pacientes a otros estados cercanos a Puebla, como la ciudad de México, pero enérgicamente dijo: “yo no me voy de aquí, aquí me tienen que dar la atención que necesito”.

 

Por otra parte, Marcelino Jiménez dijo que desde septiembre debía ser operado de una hernia inguinal; sin embargo, es la fecha en la que no ha sido posible llevar a cabo dicha cirugía, primero por un problema de salud (resfriado) por lo cual le negaron la atención, y ahora “porque me dijeron que no tienen lugar, que tengo que esperar”.

 

El oriundo de Tlatlauquitepec dijo que no es posible ir y venir, ya que casi son tres horas de camino, por lo que duerme en donde encuentre un lugar, a la espera de que pronto pueda ser operado y así terminar con los dolores que le provoca la hernia.

 

Marcelino dijo que ha notado que están dándole prioridad a aquellos pacientes que están registrados en esta unidad hospitalaria, “y a los que venimos de San Alejandro nos van relegando un poco”.

 

El mismo panorama se presenta en el hospital de La Margarita, donde el área de urgencias está llena de personas en espera de su cita médica, además de que esta unidad hospitalaria fue habilitada para recibir a las pacientes del área de ginecología de San Alejandro, que están en espera del nacimiento de su bebé.

 

“Si ya era un calvario que te atendieran en tu unidad médica, ahora que estamos en otra, es un sufrir”, aseveró María Elena Salazar, apuntando que prácticamente se tuvo que venir desde la noche anterior a dormir para poder apartar su cita.

 

“Pero aparte, hay que ver que logremos lugar, porque están atendiendo a los que ya cuentan con cita programada. Y nosotros como venimos de San Alejandro, pues tenemos que esperar hasta que nos den un espacio”.