Big Mouth, animación para adultos descarada y atrevida

 
Luis Alberto Cataño

Para los usuarios de Netflix, en las últimas semanas se han de haber topado con el cuadro de una nueva serie animada llamada “Big Mouth”. Quizá para muchos la idea de ver animaciones no diseñadas para niños no es lo más llamativo, pero para quien decida darle “clic” e ir más allá, se darán cuenta que es el programa más descarado, atrevido, sinvergüenza y sórdido que podrán encontrar en un servicio público masivo.

 

Pero por extraño que parezca, no significa que sea malo. Significa que es sumamente adictivo.

 

Big Mouth trata sobre dos amigos que se conocen en la secundaria y que juntos comparten el paso de la adolescencia y lo terriblemente traumático que puede ser. La animación recuerda que ser un preadolescente en un mundo cruel como el de la escuela puede ser lo más difícil, desde los primeros cambios físicos y las reacciones que eso genera en los demás.

 

Además del cuerpo, el cambio emocional es sustancial en esta etapa del crecimiento, y las primeras impresiones con la atracción sexual, el primer amor y cuando uno se da cuenta que ha dejado la vida de niño para también odiar la vida de los adultos.

 

La etapa de la pubertad es representada en la serie literalmente como un monstruo, lo que recuerda también a todos qué significa cada fase y su impresión en cada joven.

 

Sí, todos sabemos que Los Simpsons, Padre de Familia y Archer han sido las grandes animaciones que nos han llevado la sátira y el lenguaje sórdido más allá de lo imaginable que sale en televisión, pero solo una serie de este nivel y en la plataforma de entretenimiento digital permite el nivel de atrevimiento que tiene.

 

Y por supuesto, sin censura.

 

Cosas tan irreales y grotescas pero risibles como el embarazo de una almohada hacen de esta serie una exageración bizarra y sacada de la mente de escritores sin ningún tipo de tapujos. Y para muchos, eso puede ser demasiado, pero con la realidad y la educación que reciben varios jóvenes hoy en día, no está por demás que también vean la realidad y un mundo más cercano a lo que les acontece. Aunque sea en Netflix.