Juconi asegura que está a favor de la infancia en situación de calle

Foto: 
Enfoque
 
Jaime López

La fundación Juconi, que surgió hace más de dos décadas con el objetivo de apoyar a las niñas y niños en situación de calle, obtiene la mayor parte de sus donativos o recursos de otras organizaciones sociales (como la Unicef o la Fundación Jenkins), así como de la población en general, informó Isabel Crowley, CEO de la organización.

 

“Tenemos muy poco dinero que viene por parte del gobierno, en realidad apoyan en la logística de darnos los centros de conferencias, pero en realidad gran parte del dinero que tenemos es de otras organizaciones que nos dan fondos, como Quiera, UNICEF, Fundación Jenkins, que nos ha dado bastante dinero para becas”, expresó.

 

En entrevista con Imagen Poblana, la directiva abundó que los ciudadanos (denominados por Juconi como “embajadores de la paz”) son otra de las vías sustanciales de ingresos para la fundación que representa, pues en promedio cada uno aporta entre 300 y 500 pesos mensuales, que sirven para financiar todos los gastos de mantenimiento, que ascienden a 25 millones de pesos al año.

 

Por otra parte, mencionó que la forma en que se reparten los donativos recibidos es mediante la implementación de diferentes servicios educativos y terapéuticos, tanto individuales como familiares y comunitarios, entre los niños que padecen marginación, pobreza o situación de calle. Dijo que los 25 millones de pesos que necesitan para solventarse anualmente se destinan a la remuneración de los 80 empleados o terapeutas que tienen a su cargo.

 

“Tenemos los niños que están en la calle. Para que los niños se puedan integrar hay un seguimiento, primero intentamos que los niños se integren a la familia, pero deben tener una familia funcional, si la familia no es funcional, la tenemos que apoyar dos o cuatro años, hasta que se haga funcional. Si no tienen mamá o papá, vamos con sus tíos o abuelita, vamos con lo que se llama la familia extendida. Si eso no funciona, pues ya hablamos con instancias como el DIF para que nos apoyen para albergues o familias de acogida, o también podemos ir al final, a la adopción”, explicó.

 

A decir de la ejecutiva, la metodología empleada por Juconi es una de las más exitosas a nivel mundial, por lo que ha sido reproducida por otras organizaciones similares existentes en el país.

 

“Después los monitoreamos para comprobar que efectivamente, esas organizaciones están haciendo lo que les enseñaron. Y eso es lo que nos hace diferente, porque sabemos lo que estamos haciendo, pero estamos compartiendo también nuestro aprendizaje y hemos tenido muchas visitas internacionales que nos dicen que somos únicos, porque realmente nuestra metodología es muy refinada”, resaltó. 

 

Según los representantes de Juconi, dicha fundación ha logrado que 8 de cada 10 niñas y niños se reintegren a la sociedad,  que 80 % de los jóvenes atendidos participe exitosamente en el mundo laboral y que tenga además relaciones seguras y libres de violencia, que 91 % de las familias tratadas pueda adquirir una canasta básica, tener acceso a servicios médicos y cubrir los gastos de educación de todos los hijos y que 80 % de las familias beneficiarias rompa de tajo el ciclo generacional de violencia.