En esta hacienda cacaotera fabrican artesanalmente el mejor chocolate del mundo, producto de la mezcla artesanal de sus sales y aromas exóticos. Su sabor frutal conquistó recientemente el paladar de chocolateros europeos.