Utopía

No llega la “ayuda” federal por el 19/S

Eduardo Ibarra Aguirre

El titular de la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, se quejó amarga y detalladamente el viernes 3 que la capital mexicana todavía no recibe “ni un centavo” para los trabajos de reconstrucción del Fondo Nacional de Desastres Naturales, dependiente de la Secretaría de Gobernación que encabeza Miguel Ángel Osorio Chong, precandidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional.

 

El planteamiento lo hizo el doctor Mancera Espinosa –otro precandidato a la codiciadísima La Grande y no precisamente para y por los gobernados sino para satisfacer intereses personales o de grupo y egolatrías propias del diván, pero éste por el Frente “Ciudadano” por México o bien por el Partido de la Revolución Democrática–, al presentar el reporte diario de las acciones realizadas por su gobierno, sólo que a 45 días del sismo del 19 de septiembre, y a pregunta expresa sobre si el gobierno de Enrique Peña Nieto ya le entregó los recursos económicos como apoyo del Fonden, respondió: “A la Ciudad de México no ha llegado ni un solo centavo todavía, nada”. Pero se cuidó de precisar que “lo único que recibió el Gobierno de la Ciudad de México fue para atender lo que era inmediato, pero nada para lo que es la reconstrucción”.

 

Detalló que el 27 de octubre el secretario de Finanzas capitalino, Édgar Amador Zamora, iba a firmar un convenio de apoyo económico con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para la dotación de recursos destinados a la recuperación y reconstrucción de la capital, sin embargo, las autoridades federales la pospusieron; “seguimos pendientes de tener alguna noticia pronto. Hasta ahora no he tenido comunicación con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade” (otro presidenciable del PRI).

 

Enseguida hubo un tour por casi todos los noticiarios radiofónicos y/o televisivos, como para mostrar que aparte del error u absurdo que comete el grupo gobernante con quien se comporta más como un buen aliado que como jefe de Gobierno capitalino proveniente de otro partido, un desencuentro que no queda del todo claro si es por el regateo de los recursos, o bien debido a cálculos políticos en una temporada en que cualquier paso gubernamental es difícil disociarlo de la puja por despachar en Los Pinos y Palacio Nacional.

 

Mancera puso más el acento en que el Fonden es demasiado burocrático, “un entramado, un trabuco jurídico, normativo y administrativo. En suma, está diseñado para que se tarde una eternidad en llegar”. Y eludió la insistente pregunta de los conductores sobre si encontraba motivaciones políticas en el grave incumplimiento federal. Conductores que harían un enorme servicio a las audiencias si informaran mucho más y opinaran menos.

 

Con todo y el regateo de los recursos federales, el exprocurador del Distrito Federal aseguró que el gobierno capitalino todavía tiene capacidad financiera para ayudar a los damnificados y juró que “se hace un manejo responsable, transparente y puntual de todos los recursos con que se cuenta”.

 

No sólo es deseable que así sea, sino que fluya el dinero a las zonas afectadas porque, me consta, edificios habitacionales de la colonia Portales Sur, por donde viven Roco y Zuri, los transeúntes corren riesgos diariamente con edificios habitacionales de alto riesgo y las autoridades ni siquiera los acordonan en forma segura, para no hablar de barrios completos de Xochimilco que están en situación desastrosa. Mas la propaganda federal está a todo lo que da, pidiendo a los damnificados que agradezcan la ayuda que no llega.