Lo que alguna vez fue la mayor fuente de tormentas de arena de China, se ha convertido en uno de sus mayores lagos.