Hasta los siete años de vida vive un árbol de Navidad: especialista

Foto: 
Enfoque
 
Alberto Ramírez

Un árbol de Navidad alcanza la altura necesaria para poder ser comercializado en un mínimo de siete años, alcanzando incluso un período de madurez hasta de 15 años para tener medidas óptimas.

 

En entrevista con Imagen Poblana, Matilde Núñez Santos, presidenta de la Unión de Productores Poblanos de Árboles y Artesanías Navideñas (UPPAAN), señaló que "un árbol de Navidad no es un árbol que se encuentra en el bosque y se deja crecer".

 

Dijo que el árbol navideño conlleva un proceso que inicia con la recolección de la semilla, germinarla en el vivero, escoger la planta y a partir de ahí, esperar al menos tres años para llevarlo al campo, plantarlo y cuidarlo.

 

Tras su paso por el vivero, el árbol es trasladado al campo, en donde se tiene que "cepear" (retirar la maleza que crece alrededor del árbol), ya que de lo contrario, no desarrolla sus ramas de manera normal.

 

"Hay que podarlo desde pequeño para irle dando la forma. Los árboles no crecen con la forma de árbol de Navidad. Todos los años, todo el año, se tiene que trabajar con el árbol".

 

Agregó que hay años en los que no llueve lo suficiente, por lo que tienen que auxiliarse de plantas de riego, además del cuidado de las plagas, que debilitan el árbol, y de las heladas, que en muchas ocasiones llegan a "quemar" las ramas.

 

"Hay que cuidarlo hasta los siete, ocho o nueve años que se saca a la venta, tiene mucho que ver el clima y el suelo para el desarrollo del árbol, hay unos que su crecimiento es más lento, precisamente por las condiciones del clima".

 

Sin embargo, dijo que no todos los árboles logran el objetivo, por lo que efectúan constantemente una revisión continua durante los primeros tres años de vida.

 

"Cuando plantas un árbol tienes que ver si tiene futuro, que no tenga tantos huecos, que tenga buena punta, checar si tiene bastantes ramas, que no se vaya chueco, si se detecta algo así, el árbol se sacrifica, no tiene caso cuidar un árbol que va a ocupar espacio y esto lo detectamos cuando se empieza a podar a los tres años".

 

Núñez Santos dijo que anteriormente, el árbol que más se comercializaba era el pino ayacahuite o pino navideño.

 

"A raíz de la importación de árboles, ahora lo que más le gusta a la gente es el pinabete, que es una especie mexicana y es muy parecida al árbol douglas de importación", finalizó.