Toma protesta Comité de Participación Ciudadana; arranca en ceros y sin presupuesto

Foto: 
Ángel Trinidad
 
Luis Alberto Cataño

A pesar de no contar con recursos para operar ni sede propia o salario para comenzar sus funciones, este martes tomó protesta el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, que de manera escalonada ocuparán su cargo por los próximos cinco años y será presidido en su primer año por Karen Berlanga Valdés.

 

Los elegidos además fueron Catalina Aguilar Oropeza, Daniel Alejandro Valdés Amaro, María del Carmen Leyva Báthory y Francisco Javier Mariscar Magdaleno, de quienes el encargado de rendirles protesta fue el rector de la Universidad Anáhuac, José Mata Temoltzin.

 

En entrevista posterior, Berlanga Valdés, que se desempeñó como coordinadora del Gabinete de Seguridad del gobierno de Rafael Moreno Valle, reconoció que arrancan funciones sin tener recursos propios y apenas comenzará con la búsqueda de una oficina donde puedan trabajar y ayudar para integrar el Sistema Estatal.

 

“Como es un instituto de nueva creación, partimos de cero. Ahorita nos dijeron que mantuvieron pláticas con el Congreso para ver de qué manera podíamos integrar recursos, lo que pasó en el Sistema Nacional Anticorrupción es que les costó mucho generar recursos. Y ahora no queremos empezar de cero y vamos a buscar alguna oficina”, dijo.

 

Si bien dijo que no cuentan con nada para el arranque, aclaró que el tema no es económico, sino ser responsables en la “enfermedad” de la sociedad que es la corrupción.

 

Sin poder sancionar a funcionarios corruptos

 

La exfuncionaria morenvallista reconoció que las funciones del Comité no son de índole sancionadora o ejecutor de multas o recomendaciones, sino que su operación se limitará a involucrar a la población con las instancias gubernamentales para prevenir y erradicar la corrupción.

 

“Nuestra función como ciudadanos es coordinar las funciones y llevarlas a cabo. No somos sancionadores ni perseguimos, pero no es así. Lo que hacemos es involucrarnos, involucrar a la ciudadanía y tener más incidencia en las dependencias”, agregó.

 

Con pasado en gobiernos panistas

 

Del mismo modo, María del Carmen Leyva Báthory reconoció que tal como Karen Berlanga, ella ya laboró en administraciones panistas, particularmente en las gestiones de Eduardo Rivera Pérez y Antonio Gali Fayad en el Ayuntamiento poblano, pero reiteró que no importa su pasado laboral, ya que mantiene un perfil ciudadano.

 

En ese sentido, rechazó que en caso de haber una investigación contra sus exjefes, pedirá que se proceda conforme a ley, pero siempre y cuando haya una investigación que sustente los hechos.

 

“Tenemos que ver que se cumpla la ley. Caiga quien caiga. No importa (si son mis exjefes) siempre y cuando se tengan las pruebas y haya la comprobación necesaria. No por un chisme, sino que se arme un proceso, adelante”.