Los sonidos fantasmagóricos del espacio, por la explosión de una estrella: astronauta

 
Alberto Ramírez

Para el astronauta José Hernández Moreno, los sonidos “fantasmagóricos” que se escuchan en el espacio pueden ser provocados por la explosión de una estrella distante de nuestro planeta, lo que está generando el envío de rayos X y energía muy alta.

 

En entrevista con Imagen Poblana, el astronauta negó en todo momento que se trate de un mensaje de vida inteligente, “porque al principio empezaron a comentar que se trataba de una señal de seres en otro planeta, pero eso es falso; los expertos lo están analizando, pero son ruidos naturales del cosmos”.

 

La estrella más cercana a la Tierra, después del Sol, es la Alfa Centauri, ubicada a 4.2 años luz, por lo que una nave espacial que viajara a la velocidad de 900 km/h, tardaría más de 5 millones de años en recorrer esa distancia.

 

“Y el universo es inmenso, imagina la cantidad de estrellas que explotan, dejan de calentar, se expanden y provocan una explosión muy violenta que envía rayos X y ondas electromagnéticas, que no son percibidas por el oído humano”.

 

Las ondas sonoras se propagan mecánicamente como una vibración y por eso necesitan de un medio, ya sea líquido, solido o gaseoso  para viajar; el espacio interplanetario no está completamente vacío, las moléculas de gas y los granos de polvo están tan esparcidos que no forman un medio continuo que permita que las ondas sonoras se transmitan directamente.

 

“Los audios que escuchamos no fueron grabados directamente, sino que se trata de una conversión de vibraciones electromagnéticas en señales de audio, por ello se escuchan fantasmagóricos”.

 

La NASA anunció que en su próxima misión a Marte, con la Sonda Mars 2020, llevará un micrófono para que se grabe el paisaje sonoro del planeta, pensando en la variedad de sonidos que un micrófono podría captar y como podrían ser interpretados.

 

Se podría determinar qué tan rápido viaja el viento a través del paisaje marciano, su velocidad y dirección, o bien, cómo suena una tormenta de arena.