¿Con ganas de ir al cine? Te decimos a dónde ir y de dónde huir

Foto: 
Ángel Trinidad
 
Jaime López

Dicen que el cine se ve mejor en el cine, pero dicha máxima no siempre es cierta, en especial cuando los complejos cinematográficos a los que asiste el público adolecen de buen servicio, comodidad, buena proyección, sonido nítido y un cácaro (persona que proyecta las cintas) capaz.

 

En consecuencia, es oportuno señalar las peores y mejores salas de cine en Puebla, para que la próxima visita al cine sea lo más placentera posible.

 

Los peores complejos para ir a ver una película

 

Cinemex Puebla Centro encabeza esta deshonrosa lista, pues además de su fea presentación y su mala atención a la clientela, dicho complejo no está a la altura de lo que cobra por función. ¿Pagar 44 pesos por un recinto en el que la gente sentada en las dos últimas filas debe tolerar las múltiples interrupciones de las personas que salen y entran (provocando que la luz se cuele de manera molesta), pues la única puerta está a esa altura?

 

Asimismo, los baños de ese cine carecen de agua (enfermos del estómago favor de abstenerse), mientras que la dulcería es pequeña y de vez en cuando es visitada por unas cuantas cucarachas. 

 

Igualmente, diferentes usuarios mencionaron a Imagen Poblana que los cupones que supuestamente regalan no los hacen válidos, además de que convenientemente se les cae el sistema, lo que sirve de pretexto para cobrar los refrescos y las entradas al precio que quieran.

 

Por otra parte, el Cinemex de San Francisco, con precios de hasta 58 pesos por persona, es otro de los recintos fílmicos mal calificados por las y los poblanos. Motivos de esto son sus instalaciones incómodas, el trato discriminatorio e intolerante de algunos de sus empleados y el mal sonido en sus salas.

 

“Las de San Francisco, solo una vez me tocó escuchar toda la película de la sala de al lado, y de la mía no se escuchaba casi nada”, expresó Eduardo, cinéfilo poblano.

 

En tanto que Cinépolis Loreto, Cinemex de Plaza Dorada, Cinépolis de Centro Sur y Cinépolis de Plaza Cristal también fueron mencionados como malos lugares para disfrutar del séptimo arte. El primero de ellos por el tamaño tan reducido de sus salas, mientras que el segundo por su mala presentación y el tercero por la mala atención del personal.

 

Finalmente, el de Plaza Cristal salió mal catalogado por los cinéfilos locales porque muchas veces se cuela el sonido de otras salas y porque van muchas familias con infantes impertinentes.

 

Las mejores salas de la ciudad para gozar del séptimo arte

 

En cuanto a los mejores complejos para gozar del séptimo arte destacan dos en particular: Cinépolis Bulevar y Cinépolis Galerías Serdán; esto por su comodidad, por la gran diversidad de salas y películas, así como por su buen servicio.

 

La entrada a dicho par de recintos oscila entre los 42 y 53 pesos, sin incluir salas 3D. Igualmente, dichos complejos ofrecen proyecciones desde muy temprano (a partir de las 10 y 11 de la mañana, respectivamente) y gozan de buen acabado en sus salas, a lo que les suman sanitarios limpios y eficientes.

 

“El del bulevar se me hace bueno, más amplio; sus salas son más grandes, cómodas. Te atienden rápidamente y tiene más salas”, mencionó uno de los entrevistados. 

 

En el caso de Galerías Serdán también hay una sala Junior, en la que los "mocosos" más hiperactivos pueden ser entretenidos, mientras sus progenitores disfrutan a gusto de su película favorita.

 

No obstante, hay quien destacó que esos cines están muy encerrados, elemento que los dota de cierta propensión a la claustrofobia: sin embargo, esto último ya depende de las fobias y filias de cada asistente.

 

A la lista de honor de complejos para disfrutar el celuloide en Puebla se une Cinépolis Parque Puebla, que también fue catalogado por algunos cinéfilos como amplio, cómodo y con buena presentación.