Diversidad y un buen plan de difusión, lo que necesita el cine mexicano: Lara

Foto: 
Ángel Trinidad
 
Jaime López

Al presentar en Puebla la película "Cuando los hijos regresan", una comedia familiar protagonizada por Fernando Luján y Carmen Maura (actriz española que colaboró con Pedro Almodóvar), el director Hugo Lara señaló que los elementos que le hacen falta al cine nacional para consolidarse en el gusto del público son eficientes planes de difusión y producción, así como diversidad en sus contenidos.

 

"Yo creo que le falta afianzarse en términos de producción, difusión, para que termine de conquistar al público, porque hay una producción importante ahorita; hay películas de buen nivel, películas que ganan festivales, películas que tienen calidad, películas que pueden ofrecer entretenimiento, pero el público no termina por engancharse, entonces el trabajo de promoción también es importante", expresó.

 

En rueda de medios, el debutante realizador abundó que la diversidad es algo que ha hecho destacar a la industria cinematográfica mexicana contemporánea, en la que se producen no solamente comedias, sino también documentales, dramas y thrillers de buena calidad.

 

Por su parte, Javier González-Rubio, productor de "Cuando los hijos regresan", subrayó que los creadores nacionales deben encontrar un punto medio entre el cine de autor y el cine comercial, generando así historias que conecten con las grandes audiencias.

 

 

"No todo debe ser comedias, obviamente, pero se deben hacer historia con las que el público conecte, porque pues queramos o no es una industria, y hay mucho dinero por medio, entonces creo que debemos de encontrar un punto medio entre el cine de autor y el cine que sea comercialmente viable", apuntó.

 

Asimismo, mencionó que "Cuando los hijos regresan" es un proyecto que comenzó a planearse desde 2013, tuvo una inversión arriba del promedio de las demás cintas mexicanas (20 millones de pesos) y tardó siempre semanas en filmarse.

 

Dicha obra tiene contemplado estrenarse, a partir del 21 de diciembre, en aproximadamente mil pantallas del país. Básicamente, sigue a un matrimonio de la tercera edad cuya serenidad se ve interrumpida cuando cada uno de sus tres vástagos  decide mudarse de vuelta a su casa. Igualmente, expone o retrata varias de las problemáticas que padecen los clanes contemporáneos de México.